De la Rúa va a juicio por coimas en el Senado

El ex presidente Fernando de la Rúa fue enviado a juicio oral en la causa por el pago de sobornos en el Senado durante su gobierno, para lograr la aprobación de la Ley de Reforma Laboral, en abril de 2000. El juez federal Daniel Rafecas -titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Nº 3- dispuso elevar al Tribunal Oral Federal Nº 3 el tramo de las actuaciones en las que se investigó al ex mandatario por coimas.

Rafecas dio por cerrada la investigación y comenzó los trámites de elevación a juicio en septiembre, luego de que la Camara Federal confirmó el procesamiento del ex presidente por el delito de cohecho activo. De no surgir imprevistos, los pronósticos vaticinan que el debate oral podría comenzar a fines de 2010, más de diez años después de los hechos. Así, si bien el juicio todavía no tiene fecha de inicio, el tribunal ya abrió la etapa de recepción de prueba y convocó a las partes.

De la Rúa se encuentra procesado por el hecho tipificado a la luz de la figura de cohecho activo agravado, en calidad de coautor. Además, el ex primer mandatario tiene trabado embargo sobre sus bienes por 500 mil pesos.

Al confirmar el procesamiento, la Cámara Federal sostuvo que el ex mandatario tuvo "el manejo causal de toda la operatoria que concluyó en el pago del soborno" y que "no fue ajeno a la maniobra". En el caso se tuvo por probado en forma preliminar que tomó parte, en calidad de coautor, en una maniobra compleja, que culminó con el pago de $ 4.300.000 en calidad de dádiva a por lo menos cinco senadores nacionales representativos del bloque del Partido Justicialista.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Los legisladores involucrados en el escándalo son José María Alasino (presidente del bloque), Remo Constanzo (vicepresidente), Máximo Tell (presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Senadores), Emilio Cantarero y Ricardo Alberto Branda (titular de la Secretaría General de la bancada), quienes habrían recibidos sobornos para votar favorablemente el proyecto de Ley de Reforma Laboral elaborado por el Poder Ejecutivo, que ya contaba con media sanción de Diputados.

Supuestamente, los senadores habrían receptado el dinero el 26 de abril de 2000 en el domicilio particular de Emilio Cantarero, casi en forma inmediata a la finalización de la sesión en la que cumplieron con su cometido al votar en favor de aquella propuesta –junto con su bancada, a la que habrían impuesto la “disciplina de bloque”- lo cual dio lugar, tras la devolución a la Cámara Baja, a la sanción de la ley.

Junto con De la Rúa se encuentran imputados Fernando de Santibañes -ex secretario de Inteligencia del Estado-; Mario Alberto Flamarique -ex ministro de Trabajo-; José Genoud (fallecido) -ex presidente provisional del Senado- y Mario Luis Pontaquarto -ex secretario parlamentario.

Todos están procesados desde agosto de 2006 y el juicio en su contra se demoró porque el tribunal instó a definir antes la situación de De la Rúa para encarar un solo proceso.

Artículos destacados