Cromañón: el incendio se produjo por pirotecnia

En una nueva jornada del juicio por la tragedia de Cromañón, los bomberos de la Policía Federal presentaron un informe que revela que el incendio fue causado por pirotecnia prohibida en lugares cerrados, que fue ingresada burlando los controles dispuestos la fatídica noche del 30 de diciembre de 2004. El resultado de la pericia, que fue leída durante el noveno día del juicio oral, avala el argumento del gerenciador del boliche, Omar Chabán, quien asigna responsabilidad criminal a los que arrojaron las bengalas, por sobre cualquier otro factor de riesgo del local.
El informe elaborado por el Departamento Técnico Investigativo de la División Siniestros de la Policía Federal afirma que toda la pirotecnia arrojada por el público durante el trágico recital del grupo Callejeros estaba especialmente desaconsejada para lugares cerrados, tenía instrucciones para ser arrojada a 60 metros de cualquier persona y no podía ser vendida a menores de edad.

El informe señala también que la noche del incendio había en Cromañón una cantidad de personas superior al máximo permitido y detectó que gran parte de los matafuegos instalados en el lugar no estaban en perfectas condiciones de presurización para su uso.
Mientras los familiares miraban acongojados, una pantalla exhibió un gráfico de cómo fue el desarrollo del fuego, que se inició en la parte superior central del techo y fue bajando, afectando primero a quienes estaban en el entrepiso y luego al resto. Si bien se destacó que el sistema contra incendios estaba en general en buenas condiciones -había tanques de agua e hidrantes suficientes-, 15 matafuegos estaban despresurizados y ninguno tenía la tarjeta municipal de control de carga.

Artículos destacados