Critican que demoren orden judicial en el caso de los hijos de Ernestina de Noble

El abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, Mariano Gaitán, manifestó ayer que “no hay razón” para que el juez federal de San Isidro, Conrado Bergesio, “demore la orden judicial” que dictamine dónde y con quiénes se cotejarán las muestras de ADN extraídas de los hijos adoptados por la dueña del multimedio Clarín, Ernestina Herrera de Noble.

A siete días de la toma de sangre efectuada a Marcela y Felipe Noble y a seis de los allanamientos en sus domicilios para obtener muestras genéticas a partir de cepillos de dientes y peines, el magistrado aún no dictaminó dónde se realizarán los estudios ni con cuáles de las familias se cotejarán los resultados.

"No hay razón para demorar la decisión", señaló a Telam el abogado querellante de Abuelas en la causa que investiga si Felipe y Marcela son hijos de padres desaparecidos.
Para Gaitán, aunque se desprende de los fundamentos de la resolución, los análisis deberían realizarse conforme a la ley; es decir, en el Hospital Durand donde funciona el Banco Nacional de Datos Genéticos y donde se pueden cotejar los resultados con los de todas las familias registradas.

Asimismo, el abogado cuestionó que la querella "no tiene garantías" sobre cómo se realizó el procedimiento judicial en las casas ni cómo se recolectaron las muestras por no ser notificados, y manifestó su preocupación porque los allanamientos se realizaron sin la presencia del juez ni de la fiscal Rita Molina.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“Hay que ser muy cuidadosos en cómo se procede con los objetos procesales porque fraguar un allanamiento es muy fácil”, advirtió Gaitán.

Artículos destacados