Crímenes de la Triple A son de lesa humanidad

La Sala I de la Cámara Federal de Buenos Aires declaró ayer que son “crímenes de lesa humanidad” y, por ende, imprescriptibles, los cometidos por la organización de ultraderecha Triple A. En una extensa resolución, los camaristas Eduardo Freiler y Horacio Cattani -con la disidencia de su colega Eduardo Farah- ratificaron lo resuelto en su oportunidad por el juez federal Norberto Oyarbide.
La convocatoria al magistrado Cattani (miembro de la Sala II del fuero) obedeció a que los vocales Farah y Freiler discrepaban en torno a la calificación de los crímenes. Así, mientras Freiler opinaba que esos delitos eran de lesa humanidad, su par entendía lo contrario, lo que hizo necesario -ante la renuncia del ex camarista Gabriel Cavallo- convocar a un tercer magistrado.
La declaración adquiere relevancia a pocas horas de que se efectivice la extradición desde de España del ex subcomisario de la Policía Federal, Rodolfo Almirón, acusado de la comisión de delitos de lesa humanidad y genocidio. Almirón, detenido en España por orden de Oyarbide, fue uno de los jefes operativos de la Triple A y está acusado de los homicidios del diputado Rodolfo Ortega Peña y del sacerdote Carlos Mugica. Se prevé que mañana arribe a Ezeiza custodiado por efectivos de Interpol y -tras ser sometido a estudios médicos- será indagado por Oyarbide.
La extradición de Almirón, de 72 años y jefe de la custodia de López Rega, fue aprobada por el gobierno de España luego que fuese apresado en las afueras de Valencia.
En el marco de la misma causa, Oyarbide pidió la extradición de la ex presidenta María Estela Martínez de Perón, un trámite que aún esta pendiente.
Almirón ingresó a España en 1975 junto a López Rega y vivió desde entonces de incógnito en ese país. Oyarbide le imputa su presunta participación en los delitos de asociación ilícita, homicidio calificado y privación ilegítima de la libertad, en concurso real.

Artículos destacados