Controles determinan venta de drogas en negocio multirrubro

El Juzgado Federal Nº 2 de Córdoba, a cargo del juez Alejandro Sánchez Freytes, ordenó el procesamiento y prisión preventiva de un imputado, por considerarlo presunto autor responsable de los delitos de comercialización y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, al subrayar que, “habiéndose producido siete controles producto de la vigilancia montada por personal policial de la División Toxicomanías en el lugar, los que arrojaron resultado positivo para el secuestro de estupefacientes”.
Según el fallo, los movimientos típicos de transa desplegados por Oscar Villalba con personas que arribaban al quiosco fueron observados con claridad por el oficial que vigilaba, no obstante efectuarse en horario nocturno, aclarando el tribunal que “si bien la atención al público constante desplegada en ese domicilio podría tener justificación en función de los locales comerciales que posee el imputado (pollería, verdulería y quiosco), se ha acreditado que los movimientos realizados entre el investigado y los supuestos compradores de estupefaciente se distinguían de los movimientos típicos de venta de productos comestibles u otros”.
Respecto de ello, el magistrado sostuvo que los clientes de estos rubros, “al retirarse del lugar, llevaban los productos en sus manos o bolsas”, en tanto que los sospechados de adquirir estupefacientes “se retiraban sin portar ningún objeto, y lo que recibían de manos de Villalba lo guardaban u ocultaban de inmediato entre sus prendas, saliendo del lugar en un claro estado vigilante, observando en distintas direcciones”, se indicó.

Artículos destacados