Condenan a cuatro años al hermano de la modelo Karina Jelinek

La Justicia de Córdoba lo encontró culpable por el delito de transporte y tenencia de estupefacientes para su comercialización. Pero seguirá libre.

El Tribunal Oral Federal N° 1 de Córdoba condenó ayer a cuatro años de prisión a Adolfo “Fino” Jelinek por transporte y tenencia de estupefacientes para su comercialización.

«Fino» había sido interceptado por la policía el 31 de diciembre de 2009 cuando descendía de un colectivo procedente de la ciudad de Córdoba, en una parada de Villa María. Allí se le secuestraron 970 gramos de cocaína, según consta en el expediente de la causa.

El procedimiento se realizó alrededor de las 15 y dos horas más tarde fue allanado su domicilio, donde se encontraron otros 250 gramos de estupefacientes.

Durante los alegatos, la defensa había reclamado la nulidad de la causa, al sostener que la requisa por el transporte de la droga se hizo «fuera de horario» con una «doble orden» de la policía.

También adujo que los 250 gramos encontrados en la vivienda de Jelinek eran para consumo personal.

La Fiscalía, en tanto, había pedido una condena a cuatro años de prisión, pena que finalmente fue la que impuso el tribunal, que estuvo presidido por Jaime Díaz Gavier e integrado por José Vicente Muscará y José María Pérez Villalobo.

Tras escucharse el veredicto, el hermano de la modelo no fue detenido ya que, según anticipó la defensa, casarán el fallo ante la Cámara Federal de Córdoba.

Artículos destacados