Condenado por el triple crimen pide que se garantice su seguridad

Víctor Schillaci asegura que hay un plan para matarlo y que un director de la cárcel de Ezeiza lo quiso extorsionar. Las autoridades del penal, a su vez, lo querellaron por calumnias e injurias

Víctor Schillaci, uno de los condenado por el crimen de los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, ocurrido en agosto de 2007, y que protagonizó la fuga del penal de General Alvear (provincia de Buenos Aires) en diciembre de 2015, denunció ante la Justicia que hay un plan en marcha para matarlo en su celda del penal de Ezeiza.
El interno, además, aseguró que un director de la cárcel intentó extorsionarlo. Voceros del Servicio Penitenciario Federal (SPF) confirmaron que ya se abrió un sumario y que la división de Asuntos Internos del organismo trabaja para determinar si se cometió algún delito.
En tanto, las autoridades del complejo querellaron a Schillaci por calumnias e injurias.

Según Stella Maris Rizzo Báez, abogada del coautor del denominado triple crimen de General Rodríguez, el jueves pasado el director del Módulo de Ingreso de Ezeiza llamó a Schillaci a su despacho y le pidió 10 mil pesos mensuales, como condición para seguir alojado en ese sector.
Según plasmó la abogada en su presentación, su asistido se negó a pagarle y al día siguiente un preso le confesó que le habían dado “una faca para apuñalarlo” y que se estaba organizando una requisa para encontrar motivos para “aislarlo”.

Hábeas corpus
La letrada expuso que el cómplice de los hermanos Cristian y Martín Lanatta la llamó y le contó lo sucedido, por lo que decidieron hacer la denuncia ante el Juzgado Federal de Lomas de Zamora, a cargo de Federico Villena, y presentar un hábeas corpus.
En declaraciones periodísticas, Rizzo Báez sostuvo que como represalia el interno fue trasladado al Hospital Penitenciario Central (HPC) y que empeoraron sus condiciones de detención. “Está en una celda inundada, sin agua para beber y con un colchón mojado en el piso”, dijo. “No creemos que la cuestión sea económica. Lo quieren matar”, agregó.

Revisión
El episodio ocurre mientras se aguarda el resultado de un pedido de revisión de la condena a reclusión perpetua por los homicidios Forza, Ferrón y Bina.
Por lo pronto, la defensora le reclamó al juez Villena que garantice la integridad física de Schillaci y que vuelva al pabellón en el que estaba alojado.
El Complejo Penitenciario 1 de Ezeiza está compuesto por siete módulos y el hospital penitenciario. Cada uno tiene un director que depende de la jefa del penal, Sonia Álvarez.
En la misma cárcel permanecen detenidos Cristian y Martín Lanatta (en los módulos 3 y 4, respectivamente).

Artículos destacados