Condena perpetua en cárcel común para Menéndez y otros cuatro represores. Para el resto, entre 18 y 22 años

El Tribunal Oral Federal N°1 de Córdoba, que integran Jaime Díaz Gavier, Carlos Otero Álvarez y José Vicente Muscará, condenó a prisión perpetua en una cárcel común a Luciano Benjamín Menéndez y a cuatro de los imputados por el secuestro, tortura y muerte de cuatro militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), en el centro clandestino de detención de La Perla, en 1977. Los otros tres represores acusados recibieron penas de entre 18 y 22 años de prisión, a cumplir también en establecimientos del Servicio Penitenciario Provincial.
A las 16:47 el titular del Tribunal, Jaime Díaz Gavier, leyó la decisión a la que arribaron los jueces y declaró a Menéndez coautor mediato por el delito de privación ilegítima de la libertad -agravado por el uso de violencia y por ser funcionario público-; imposición de tormentos y homicidio doblemente calificado de Hilda Flora Palacios, Humberto Brandalisis, Carlos Enrique Lajas y Raúl Cardozo. Paralelamente, el fallo revocó la prisión domiciliaria de todos los condenados y ordenó su inmediato traslado a una carcel común.

Junto con Menéndez recibieron prisión perpetua Carlos Díaz, Luis Manzanelli, Orestes Padován y Ricardo Lardone. Jorge Acosta y Hermes Rodríguez fueron condenados a 22 años de prisión y Carlos Vega fue sentenciado a 18 años, ninguno acusado del delito de homicidio.

En varias oportunidades durante la lectura -y en especial tras dar a conocer la sentencia en contra de Ménendez-, el juez Díaz Gavier tuvo que solicitar silencio a los presentes en la sala de audiencias, ante las manifestaciones de júbilo y expresiones variadas que despertaban sus palabras.
Más tarde, una vez conocido el veredicto, los acusados fueron trasladados a la cárcel de Bouwer, donde quedaron alojados en un pabellón de máxima seguridad. Los fundamentos del tribunal se conocerán el próximo 31 de julio, tras lo cual la defensa -como ya lo anticipó en su alegato-, podrá recurrir el fallo ante la Cámara Nacional de Casación Penal y la misma Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Destacados

En la concurrencia que asistió a la lectura de la sentencia se encontraban destacadas figuras políticas y sociales, entre ellas, el gobernador Juan Schiaretti, el intendente Daniel Giacomino, el ombudsman nacional, Eduardo Mondino, y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, junto a funcionarios de menor rango. También fue notable la presencia de representantes de las organizaciones de derechos humanos, entre las que destacaron Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.
Previamente, por la mañana, Ménendez hizo uso del derecho a la última palabra, ocasión cuando volvió a reivindicar la represión, en un alegato que insumió alrededor de 25 minutos (ver aparte).

En lo inmediato, Menéndez y el resto de los represores deberán enfrentar y, en el caso del ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, también tendrá que afrontar procesos en otras provincias, para responder por crímenes de lesa humanidad, siendo el primero de ellos en Tucumán, el próximo 5 de agosto. En Córdoba, mientras tanto, otra gran cantidad de causas esperan ser llevadas a juicio. La primera sería la de Unidad Penitenciaria Nº 1,

Artículos destacados