Como no ocasionó el error, no le imponen las costas

CUESTIONADO. Pese a la oposición de la codemandada, el tribunal validó el domicilio especial.

Confirman la nulidad de la comunicación pese a la oposición opuesta por la accionante, aunque la eximen de cargas con los gastos causídicos el proceso, al comprobarse que no tuvo responsabilidad en la equivocación sobre la dirección cuestionada.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Artículos destacados