Citan a enfermeras en juicio a médicos del Hospital Neonatal

El juzgado Correccional de 2ª Nominación, a cargo de Armando Angeli, decidió postergar los alegatos cuyo inicio estaban previstos para hoy, y llamar a declarar al cuerpo de enfermería del establecimiento Hospital Materno Neonatal, que prestó servicio durante el período de tiempo que murió la joven parturienta, María Patricia Chipana Palza y su bebé recién nacido.
Las testimoniales al personal de ese nosocomio fueron solicitadas por los abogados de la parte querellante, tras consignar que la historia clínica de la mujer fallecida pudo haber sido adulterada.
Las supuestas irregularidades de esa documentación fueron denunciadas por el esposo de la hermana de la víctima, quien recibió una llamada a su domicilio particular de una enfermera que no se identificó.

Según esa denuncia penal, en la historia clínica de la paciente fallecida se habría consignado que la mujer estuvo permanentemente atendida por los profesionales, cuando en realidad existió un extenso período de tiempo durante el cual la asistencia fue nula.
Además, se explicitó que esas anotaciones corresponderían a personas que no se encontraban cumpliendo funciones en el hospital cuando la joven madre murió.
Teniendo en cuenta estos elementos, el tribunal ordenó pasar a un cuarto intermedio hasta mañana para comenzar a citar al personal que pudo haber asistido a Chipana Palza y tomarles declaración.

HECHOS
El caso se produjo entre el 23 y el 24 de noviembre de 2001, resultando víctimas María Patricia Chipana Palza y su bebé. Por el hecho, hay siete médicos imputados.

Artículos destacados