Caso Candela Rodríguez: apelaron sobreseimiento de tres ex jefes policiales

La Fiscalía General de Morón apeló el sobreseimiento de tres ex altos mandos de la policía bonaerense que intervinieron en la pesquisa por el secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez, la niña de 11 años que fue hallada muerta en en partido de Hurlingham en agosto de 2011.

El Ministerio Público objetó la decisión de la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Morón, que sobreseyó al ex jefe Juan Carlos Paggi; al ex subjefe Hugo Matzkin, y al ex jefe de Investigaciones Roberto Castronuovo, incriminados por encubrimiento agravado e incumplimiento de deberes.

Los tres fueron indagados en diciembre de 2018 por el fiscal Mario Ferrario, quien les imputó responsabilidad en una serie de irregularidades detectadas en la causa; entre ellas, el no haber investigado en profundidad una pista que apuntaba a un policía bonaerense como parte del grupo que secuestró a la niña.

Durante el proceso, la defensa de los policías, a cargo de Roberto Damboriana, apeló la acusación con el argumento de que la hipótesis del fiscal no era clara.

Al analizar la apelación, los camaristas consideraron que se vulneró el derecho de defensa de los ex uniformados y anularon sus indagatorias.

La causa es una de las tres surgidas del denominado «Caso Candela»: hay una por la autoría del secuestro y asesinato que derivó en las condenas de tres hombres y otra por la autoría intelectual.

En septiembre de 2017, el Tribunal Oral Criminal 3 de Morón, integrado por Diego Bonanno, Raquel Lafourcade y Mariela Moralejo Rivera, condenó a prisión perpetua a Hugo Bermúdez y a Leonardo Jara, y a cuatro años de prisión a Fabián Gómez.

En tanto, se aguarda un segundo debate al narcotraficante Miguel Ángel «Mameluco» Villalba (56), quien cumple una pena de 27 años de prisión en el penal de Rawson por otros hechos; al ex policía bonaerense Sergio Chazarreta (52); al sindicado informante policial Héctor «El Topo» Moreyra (50) y al carpintero Néstor Altamirano (59).

Candela fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011 en la localidad bonaerense de Villa Tesei, donde residía, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía.

El 28, una tía de la niña recibió una llamada extorsiva atribuida a Jara en la que pedían que la madre de Candela «devolviera la guita».

Tres días después, el 31 de agosto, el cuerpo de la nena apareció en una bolsa, al costado de la colectora de la Autopista del Oeste, a unas 30 cuadras de su casa.

 

Artículos destacados