Caso Alós pasa a Senestrari y piden exhumación del cuerpo

A Cargo. El fiscal Enrique Senestrari celebró la decisión de la Corte Suprema.

Es la primera medida que reclamará la querella. Intentan dilucidar si el policía fue asesinado. El Máximo Tribunal de la Nación reprochó duramente la actuación del fiscal Drazile.

La causa por la muerte del oficial Juan Alós podría dar un vuelco si la Justicia Federal de Córdoba logra determinar que se trató de un asesinato y no de un suicidio, como lo consideró el fiscal de Alta Gracia, Emilio Drazile.

En una resolución categórica, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) ordenó que el expediente por la muerte del policía de Drogas Peligrosas sea enviado al fuero Federal, concretamente al fiscal Enrique Senestratri, quien tiene a su cargo la investigación del narcoescándalo.

Desde que se conoció la muerte de Alós, Senestrari reclamó que el caso sea remitido a su fiscalía, algo que fue rechazado por la Justicia provincial y que motivó el planteo de Senestrari ante la Corte.

Según pudo conocer Comercio y Justicia, el abogado de la familia de Alós, Carlos Nayi, pedirá como primera medida la exhumación del cuerpo del policía. “Entre otras cosas tenemos que saber si Alós recibió un solo impacto de bala o si fueron más”, dijo Nayi a este medio. El letrado confió en que el pedido de la querella será rápidamente acogido por la fiscalía y el juez federal, Ricardo Bustos Fierro.

Serias irregularidades
El fiscal Senestrari tendrá en sus manos la dura tarea de reconstruir qué ocurrió la madrugada del 17 de setiembre de 2013, en la que Alós apareció sin vida en el camino a Bosque Alegre en un auto de la policía, con un balazo en su cabeza, pocos días después de que se difundieran públicamente las irregularidades en el área de Lucha contra el Narcotráfico.

Entre las irregularidades en la investigación -que fueron recogidas en su dictamen de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y reeditadas y confirmadas por unanimidad por los miembros de la Corte- se detalla que a las 3 de la mañana, cuando se encuentra el cuerpo sin vida de Alós, el policía que entrega el procedimiento declara la existencia de una carta, que nunca apareció y de dos computadoras, una de las cuales también desaparece.

Además, se hace referencia a la actitud del fiscal Drazile, quien -al llegar a la escena del crimen, a las 4.30 de la madrugada, sin presencia de Policía Judicial- abre el auto y apaga el motor. También se menciona que esa misma madrugada se entrega el auto al por entonces jefe de la División de Drogas Peligrosas, Rafael Sosa, tras lo cual aparece lavado y precintado.

Confirman procesamientos
Siete policías siguen imputados

En el marco de la causa de los narcopolicías, la Cámara Federal de Córdoba confirmó ayer el procesamiento de siete policías del área Antidrogas y del informante irregular, Juan Viarnes. Todos estaban acusados por presunta asociación ilícita para falsear sumarios, concretar procedimientos y detenciones ilegales de narcotraficantes con los que supuestamente había algún tipo de negociación.

Con la resolución de la alzada se agravó la situación de varios de los procesados porque se incorpora, a pedido del Ministerio Público Fiscal, el delito de privación ilegítima de la libertad. A su vez, se complicó la situación del ex jefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas, Gustavo “el Huevo” González, quien ahora fue procesado como integrante de la asocación ilícita.

Artículos destacados