Caserio se presentó a la Justicia por venta de «porros»

El ministro de Gobierno y titular alterno del Partido Justicialista de Córdoba, Carlos Caserio, se presentó ayer ante la Justicia federal para interiorizarse sobre la causa en la cual se investiga una supuesta entrega de cigarrillos de marihuana en la última interna partidaria en la ciudad de Córdoba.
A modo de justificación, en la presentación Caserio explicó al magistrado que “la Mesa Ejecutiva del Partido Justicialista (Distrito Córdoba) debe fiscalizar la conducta política y personal de los afiliados, de los representantes partidarios en los cuerpos orgánicos y de los que desempeñen funciones de gobierno cuando se aparten de los principios fundacionales de nuestro partido”.
En ese sentido, indicó: “Lo que le manifiesto al magistrado es nuestra preocupación como autoridades partidarias por todo lo que nos enteramos en los medios, para que se investigue; somos los primeros interesados en que se clarifique el hecho y está nuestra predisposición de poner el partido a puertas abiertas para apoyar a la Justicia en la investigación”.

Cabe recordar que el abogado Aurelio García Elorrio denunció que en la interna justicialista por la candidatura a intendente del 29 de abril del año pasado, punteros del sector de Roberto Chuit, quien finalmente le ganó la elección a Olga Riutort, habrían ofrecido “porros” y choripanes a cambio de votos. García Elorrio y el abogado Marcelo Touriño, ambos integrantes del partido Encuentro por Córdoba, presentaron dos testigos de identidad reservada, quienes habrían involucrado a dos funcionarios provinciales .
En primera instancia, la denuncia estuvo a cargo del fiscal federal Gustavo Vidal Lascano, quien remitió la investigación al juzgado federal de Bustos Fierro para que dilucidara si hubo algún delito electoral.

Artículos destacados