Baroni admitió ser el asesino de la maestra

José Luis “El Colorado” Baroni, acusado del crimen de la docente santafesina Alejandra Cugno, admitió ser el homicida de la maestra al ser indagado ayer por el juez de Instrucción de la 2ª Nominación de Santa Fe, José García Porta, en los tribunales de esa ciudad.
Al declarar, el acusado negó haber consumado el abuso sexual contra Cugno al tiempo que aseguró que la mujer ya estaba sin vida cuando tiró el cuerpo dentro del aljibe donde apareció.
En cuanto al fuerte golpe en la cabeza que presentaba la docente y que, según la autopsia, le causó la muerte, el imputado afirmó que fue la misma docente la que se lo provocó.
Según el relato de Baroni, “todo se le fue de las manos” y, según dijo, “no sabía por qué” había matado a la maestra.
“Ella trastabilló, se cayó y golpeó fuerte contra un muro”, señaló.

Antecedentes

Baroni fue detenido el viernes a la noche en la ciudad santafesina de San Justo, a 99 kilómetros de la capital provincial, cuando intentaba tomar un ómnibus a Malabrigo y un vecino alertó sobre su presencia a la Policía.
La mujer, de 42 años, fue hallada totalmente desnuda a cuatro metros de profundidad y el asesino destruyó las paredes del pozo para que cayeran escombros sobre el cuerpo y permaneciera oculto.
La docente había desaparecido cuatro días antes cuando se dirigía a su domicilio desde su trabajo como directora en una escuela de Cañada Rosquín.
La víctima era intensamente buscada por las autoridades, que finalmente dieron con su cadáver el viernes, dos días después de hallar sus prendas, en un aljibe abandonado de un campo cercano a la ciudad de San Francisco, en el este de Córdoba.
La autopsia posterior constató que la causa aparente del deceso pudo haber sido que la docente recibió un fuerte golpe en la cabeza. Baroni, quien fue “levantado” por la docente con su auto cuando hacía dedo, según testigos, habría sido conocido de la educadora.

Artículos destacados