Apuran reforma del Código Procesal Laboral para agilizar los juicios

La vigente Ley de Riesgos del Trabajo (LRT) trajo consigo un sensible incremento de la litigiosidad en todos tribunales del país. Córdoba no quedó afuera de esta situación y un ejemplo de ello lo constituyen las importantes demoras que se registran, por ejemplo, en los juzgados de conciliación laboral de esta capital, donde se están fijando audiencias con fecha de más de tres meses de plazo desde que se inicia un reclamo en la sede judicial.
Teniendo en cuenta este contexto y con el objetivo de dotar de mayor celeridad a los juicios laborales, una comisión interdisciplinaria trabajó durante más de cinco meses en el Ministerio de Justicia en un anteproyecto de reforma del Código Procesal Laboral de Córdoba. El borrador ya fue remitido al titular de la cartera de Justicia, Luis Angulo, quien lo girará a la Legislatura Unicameral para su posterior tratamiento y eventual aprobación.
Según la información a la que pudo acceder Comercio y Justicia, entre los puntos a modificar la comisión planteó la necesidad de reforzar la figura de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, ampliar la cantidad de audiencias de conciliación y fijar para casos especiales el trámite de juicios sumarios. Retornar a la integración de las cámaras colegiadas y ampliar la lista de peritos médicos son los puntos en debate que están todavía a consideración del ministro de Justicia.

Cambios

El cuello de botella más importante en un juicio laboral se detecta hoy en los ocho juzgados de conciliación y once salas que tienen los tribunales capitalinos. Pese a ello, el anteproyecto no prevé ampliar la cantidad de juzgados existentes, aunque sí se proyecta incorporar la figura de un prosecretario especialista en conciliación y mediación.
Como su nombre lo indica, este funcionario tendría entre sus tareas la de poder alcanzar un acuerdo entre las partes, convocando a una audiencia de conciliación en cualquier momento del proceso. Para ello, la reforma plantea sumar una nueva audiencia de conciliación de carácter facultativo que – precisamente – pueda sustanciarse en cualquier instancia del trámite laboral.
Entre los puntos, la comisión también incorporó el trámite especial de juicios sumarios para casos específicos. La figura alcanzaría, por ejemplo, a todos aquellos trabajadores que reclaman prestaciones en especie en el ámbito de la LRT.

Hoy un empleado que debe ser operado de urgencia o ser sometido a un tratamiento es derivado a la ART. Si allí surge alguna controversia, debe someterse a un litigio que puede demorar años, plazo que excede la posibilidad real de quien está en estas condiciones.
En el anteproyecto también se consideró la necesidad de reforzar la figura de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, para que se convierta en una instancia administrativa que evite la posterior concurrencia de las partes a los tribunales.
Se trata éste de otro intento por descongestionar los juzgados laborales con acuerdos que “comiencen y terminen” en la sede administrativa.
La fuente consultada por este diario advirtió que hoy la instancia de la cartera laboral está funcionando “muy bien”, pero pretenden reforzar la reglamentación de los acuerdos para darle más fuerza y garantías al concepto de “la cuestión juzgada administrativa”.

Debate

Si bien volver a instaurar la colegialidad en las cámaras laborales no fue acordado por la comisión de

Artículos destacados