Apple lucha contra el FBI por tus datos

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos pretende que Apple desarrolle un software que desactive el sistema de seguridad del iPhone para probar todas las combinaciones posibles hasta encontrar la contraseña del teléfono sujeto a investigación.

La seguridad del sistema operativo de Apple exige el ingreso manual de la clave del iPhone, produciendo retrasos ante cada ingreso fallido, y eliminando por completo los datos del usuario después de ingresar diez veces una contraseña errónea. El objetivo es proteger de la forma más completa posible la mayor cantidad de información de sus clientes, como mensajes, fotografías y datos financieros frente a ladrones de celulares, el espionaje industrial y hackers maliciosos.

Apple está luchando contra la orden del FBI en los tribunales norteamericanos porque comprometería la seguridad del iPhone en Estados Unidos y el mundo. En un comunicado, Apple sostuvo que “aunque el gobierno argumente que su uso estaría limitado a este caso, no hay ninguna manera de garantizar dicho control”.

Katitza Rodríguez, directora de la Electronic Frontier Foundation (EFF) explica que el requerimiento del FBI a que Apple escriba un nuevo código que eluda las protecciones de seguridad de los celulares de sus clientes genera la amenaza constante de que cualquier gobierno en el futuro solicite medidas similares para acceder, de manera periódica, a esta información. Incluso da pie a solicitudes más intrusivas frente a los cambios furtivos de la tecnología.

La sólida posición de Apple jugará un papel importante en la determinación del futuro de la seguridad de los dispositivos y la infraestructura técnica en la era digital. A medida que nos dirigimos hacia un Internet de las cosas, en la cual el software será capaz de recolectar nuestros datos, controlar los dispositivos en nuestros hogares, automóviles y oficinas, la protección de nuestra seguridad frente al acceso no autorizado será tanto más necesaria. EFF viene defendiendo la protección de sistemas seguros por más de 25 años, y desde esa experiencia aplaudimos la posición de Apple de colocar este vital asunto directamente en la atención del mundo, concluye la Dra. Rodríguez.

La EFF defiende fervientemente los derechos de los consumidores electrónicos, lo que está muy bien. Ahora, en determinados casos existe un bien mayor que prima, por lo que la empresa debería colaborar con la investigación. Quizás no sea desarrollando un software paralelo sino tan sólo generando un blanqueo de claves de un determinado y puntual equipo, mediante una orden judicial fundada.

* Abogado especializado en nuevas tecnologías / matias@altamiragigena.com.ar

Artículos destacados