Absolvieron a los médicos acusados de mala praxis

El Juzgado Correccional de 2ª Nominación, a cargo de Armando Ángeli, absolvió ayer a los médicos del Hospital Materno Neonatal de la ciudad de Córdoba que fueron juzgados bajo el cargo de mala praxis por la muerte de una parturienta y su bebé. La resolución benefició a siete profesionales de ese nosocomio: Patricia Liliana Reschia, Viviana Beatriz Herrera, Elena María Soro, María Alejandra Oviedo, Waldo Germán Caro, María Inés Carrizo y Claudio Ernesto Gómez, todos acusados de homicidio culposo.
La sentencia dictada por Ángeli se circunscribió a lo que había solicitado el pasado miércoles el fiscal de Instrucción Eugenio Pérez Moreno, actuando como fiscal correccional. En esa oportunidad, el funcionario del Ministerio Público entendió que, por el beneficio de la duda, los acusados no debían ser condenados.
Para la médica Carrizo, en tanto, el fiscal solicitó su absolución basándose en la certeza absoluta de su inocencia, toda vez que la profesional prácticamente no tuvo contacto con la joven madre.
Conocido el fallo, cuyos fundamentos se difundirán el próximo 23 de setiembre, la querella adelantó que recurrirá la decisión.

Caso

Según la denuncia, María Patricia Chipana Palza estaba embarazada de 38 semanas y fue derivada de la Clínica Vélez Sársfield hacia el Hospital Materno Neonatal, con indicaciones de su médico de cabecera sobre la necesidad de efectuar una cesárea, por pelvis estrecha y peligro de contagio viral al bebé.
A pesar de la advertencia del profesional, los médicos del Neonatal esperaron que la mujer tuviera el niño por parto natural, tras lo cual, al día siguiente, debieron efectuar una cesárea de urgencia. El resultado fue la muerte del bebé y de la madre que quedó internada y falleció días después, el 4 de diciembre de 2001, producto de una fuerte infección.

Artículos destacados