A pesar de las negociaciones, habría paro en Policía Judicial

El fiscal General Darío Vezzaro se sumó a las tratativas. Presentó un proyecto de reescalafonamiento y objetó el de la AGEPJ. Hoy habrá otro encuentro

La jornada de hoy es clave para el Poder Judicial de Córdoba. Ocurre que, de no alcanzarse un principio de acuerdo, la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ) podría resolver, en una asamblea extraordinaria, un paro de actividades que afectaría principalmente la Policía Judicial.

Si bien las partes siguen negociando -al punto de que hoy está prevista una nueva reunión entre el gremio que dirige Irina Santesteban, el fiscal General, Darío Vezzaro, y el administrador del Poder Judicial, Gustavo Porcel de Peralta-, no hay hasta el momento ningún indicio que haga esperar que las medidas de fuerza anunciadas se suspendan.

En rigor, el encuentro previsto para esta jornada es la continuidad de la reunión que las partes mantuvieron ayer en el despacho de Vezzaro, quien se sumó por primera vez a la negociación.

Según pudo conocer Comercio y Justicia, en ese encuentro el jefe de fiscales presentó a los gremialistas un borrador sobre las posibilidades de restructuración de Policía Judicial. Allí, Vezzaro planteó como alternativa pasar a la planta del Poder Judicial a 450 trabajadores que prestan servicio en las unidades judiciales. De concretarse la propuesta -algo a lo que el gremio se opondría-, Policía Judicial quedaría reducida a la mitad, integrada sólo por unos 400 trabajadores.

Hay que recordar que en esa dependencia se quejan porque no tiene -según dicen- las mismas posibilidades de ascenso de categoría, que sí poseen sus pares del Poder Judicial. Allí está trabada la discusión, que de no resolverse podría derivar en un paro de 96 horas a partir de la semana próxima.

De concretarse la medida de fuerza, habrá que ver si los empleados acatan la acordada del Tribunal Superior de Justicia(TSJ) , que la semana pasada dejó sentado que la tarea de Policía Judicial es un servicio esencial y, por lo tanto, las guardias mínimas son obligatorias.

Acuerdo
Paralelamente, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) tiene hoy en carpeta el análisis del petitorio presentado ayer por AGEPJ. Allí se pide al Alto Cuerpo que suspenda el descuento aplicado a los empleados que participaron de las asambleas informativas, que se deje sin efecto un sumario realizado a un delegado de los judiciales y que, una vez acordada la reestructuración en Policía Judicial, se haga retroactiva al mes de junio.

Ello se suma a los viejos reclamos que tienen que ver con el pedido de apertura de paritarias, la aplicación de la ley de porcentualidad salarial, el ingreso de personal y la reincorporación de seis empleados judiciales: cuatro cesanteados y dos despedidos.

Artículos destacados