Villa Gesell: Báez Sosa murió por un fuerte traumatismo de cráneo

La causa de la muerte de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, fue un traumatismo severo de cráneo, un golpe muy fuerte en la cabeza que le provocó un sangrado interno y la muerte inmediata, según lo determinó ayer  la autopsia. Se conoció, además, que el cuerpo del joven tenía un fuerte golpe en la mandíbula.

Mientras tanto, diez de los once acusados  se negaron a declarar al ser llamados a indagatoria por el fiscal del caso. El único que lo hizo fue Pablo Ventura, el último detenido en la causa,  quien negó haber estado en la ciudad el día de la muerte del rugby y dijo que no tiene nada que ver con el homicidio.

 Ventura, de 21 años, fue señalado en un primer momento como el joven que se habría «fugado» luego del asesinato. Es el único de los detenidos que no es jugador de rugby. 

 Su declaración no sorprendió. Su abogado, Jorge Santoro, había asegurado que su defendido no había tenido participación en el hecho, que provocó la muerte de Fernando, un joven de 18 años y estudiante de Derecho. Asimismo, había advertido que contaba con las pruebas necesarias para demostrarlo y adelantado que pediría la eximición de prisión para su cliente. 

Luego de negarse a ser indagados, el resto de los imputados,  fueron trasladados a la cárcel de Dolores. En dicho penal esperarán  ser trasladados nuevamente a Villa Gesell para someterse a una rueda de reconocimiento con el objetivo de establecer quiénes agredieron directamente a Fernando y quiénes fueron partícipes.

 El fiscal instructor de la causa, Walter Mercuri de la UFI N°8 de  Madariaga, reveló que hay dos jóvenes que fueron identificados como los que golpearon en la cabeza a la víctima, los cuales podrían exponerse a una pena de prisión perpetua.

«Hay que dividir. A algunos se les imputa la coautoría, que son los que golpearon en la cabeza a Fernando, que se ven en todos los videos. Esos serían coautores. Uno de ellos es el que le aplica la patada que, según la autopsia, es la patada mortal. Después hay partícipes, porque el resto estuvo acompañándolo y también participaron de la pelea con los amigos de Fernando», explicó el funcionario en declaraciones a la prensa.

 Los 10 rugbiers fueron identificados por la Policía como Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Máximo Thomsen (20); Luciano Pertossi (18); Ciro Pertossi (19); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Los diez jóvenes son defendidos por el mismo abogado, quien les aconsejó negarse a declarar.

En las primeras declaraciones ante la policía, las cuales no tienen validez legal, los rugbiers detenidos mencionaron a Ventura como otro de los jóvenes que había participado del crimen y, por eso, la Justicia ordenó su detención, la cual se concretó en Zárate.

 

Artículos destacados