«Trabajamos en un protocolo de actuación de trata para la Justicia»

Dos fiscales de instrucción de Capital se encuentran hoy trabajando en la elaboración de lo que será un protocolo de actuación de trata en la órbita de la Justicia provincial. El proyecto fue adelantado a Comercio y Justicia por Eve Flores (EF), del Distrito Judicial Nª 3, Turno 3, y María Dolores Romero Díaz (MDRD), del Distrito Judicial Nª 4, Turno 3, fiscales actuantes en la conocida “Causa Jalil” -que finalmente llegó a juicio con condenas- y recientes autoras del libro “Trata de personas con fines de explotación”, presentado días atrás al foro local en la Asociación de Magistrados.
Las funcionarias, que tienen en sus manos la investigación de seis casos sospechados que podrían llegar a configurar trata y entonces ser remitidos a la Justicia Federal (por el encuadramiento de competencia que fijó la nueva ley Nº 26364), se explayaron sobre la nueva publicación y sobre el futuro protocolo.

– El nuevo libro, ¿funciona como una herramientas práctica para abordar y reconocer la trata?
– MDRD: El libro fundamentalmente intenta hacer un análisis jurídico sobre una múltiple normativa nacional, internacional y normativas de carácter administrativo que fue dictando el Gobierno nacional, la mayoría de ellas antes de la nueva Ley de Trata (Nº 26364). Intentamos introducir algunos conocimientos, estudios, datos y relevamientos de cómo ha ido afectando el tema a nivel mundial y nacional, como así también la bibliografía que consultamos al respecto y algunos fallos.

– EF: Remarcamos en el libro la necesidad de priorizar el tratamiento a la víctima, no en desmedro de la investigación, pero sí como una primera pauta de intervención. Esa es la primera cuestión a tener clara y, después, avanzar sobre la verosimilitud del hecho, si ese hecho es delictivo o no y si ese delito es trata. Hay un proceso que hay que respetar. Lo fundamental es la protección de la víctima. Ésa es la primera cosa en la que hemos concluído y ahora estamos trabajando en un protocolo de actuación (de trata) para la Justicia provincial.

– ¿Qué implicará ese protocolo?

– MDRD: La idea es trabajar no solamente sobre protocolos formales en relación al abordaje de las víctimas sino un protocolo general de abordaje en tres momentos. Lograr establecer un vínculo con la víctima nos va a permitir no sólo respetarla a ella, que es el punto fundamental, sino también contar con ella para los pasos posteriores de la investigación, porque la víctima es el núcleo clave de las pruebas que uno va a lograr conseguir.

– ¿Qué las motivó para la elaboración tanto del libro como del futuro protocolo?
-MDRD: Una de las motivaciones clave para nosotros fue tratar de que nuestra función guarde una relación directa con la realidad social. El libro tiene un lenguaje sencillo, si bien jurídico, para que-por ejemplo- si una docente advierte una situación de riesgo o conoce de una situación de captación, tenga elementos como para darse cuenta y distinguir. En ese sentido, nuestro proyecto es realizar un protocolo no sólo para los operadores de carácter jurídico sino también para otros actores sociales que puedan advertir cómo acercarse a una presunta víctima en estos casos.

– EF: Además, para definir si la competencia va a ser (de la Justicia) provincial o federal, la clave va a ser la víctima. Por eso nos tenemos que acercar con consideración y con conocimiento jurídico sobre todo pa

Artículos destacados