Suspenden clases en el país y dan licencias a embarazadas

El nuevo ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, anunció ayer una serie de medidas tendientes a combatir la Gripe A. Tras asumir, señaló que se asignará una cuenta especial de 1.000 millones de pesos para fortalecer la infraestructura sanitaria, suma que será usada en forma conjunta por todos los ministros del país.
Asimismo, sugirió la suspensión de clases en todos los niveles, incluso en las universidades de todo el país a partir del lunes, y dispuso la licencias preventivas de 15 días para “los grupos de riesgo”, a partir de hoy. Esta franja incluye embarazadas, pacientes inmunocomprometidos y oncológicos.
“Con el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, hemos acordado generar las herramientas necesarias para que (estas medidas)?se lleven a cabo tanto en el sector público como en el sector privado”, detalló.
Por otra parte, Manzur dijo que “el Estado nacional se hará cargo del costo de la enfermedad de un paciente que no tenga obra social y que sea trasladado a un sanatorio privado” y describió que se cubrirán todos los gastos “hasta que este paciente se recupere”.

“La situación es seria, es delicada. De acuerdo con los criterios sanitarios y epidemiológicos, estamos cursando una curva que todavía está en ascenso”, afirmó el reemplazante de Graciela Ocaña, el que no descartó tomar ningún otro tipo de medidas con el transcurso del tiempo, como podría ser la suspensión de espectáculos públicos.
En Córdoba, el Gobierno de la Provincia decidirá hoy si declara la emergencia sanitaria. Así lo anunció ayer el gobernador Juan Schiaretti, quien adelantó que un comité de funcionarios de Salud, especialistas en epidemiología y representantes de la Universidad Nacional de Córdoba, se reunirán para definirlo a partir de la hora 10.
“La declaración de la emergencia sanitaria es algo que tienen que decidir los especialistas”, sostuvo ayer Schiaretti. “Lo que no nos puede pasar -agregó- es entrar en pánico. Es necesario que la salud, el esquema de salud esté coordinado”.

No se justifica paralizar

Por su parte, el ministro de Salud de de la Provincia, Oscar González, se refirió a las medidas anunciadas por su par nacional y dijo que “hasta el momento son las adecuadas”, aunque no descartó que vayan a tomarse decisiones “más profundas”.
“Las medidas más severas, como suspender cualquier tipo de espectáculo público, tienen sentido sólo si son para todo el país y no creo que en Córdoba deban tomarse”, aseguró el ministro quien ayer viajó a Buenos Aires para el juramento de Manzur.
“La realidad no justifica una parálisis de las actividades sociales. No creo que haya que tomar medidas para hacerlo “, subrayó.
En este sentido, resaltó al igual que su par nacional, la importancia de la responsabilidad familiar que “debería ser suficiente” para tratar de frenar los contagios.
Finalmente, González indicó que están “esperando una reunión la próxima semana con todos los ministros del país para tomar una medida conjunta”, y reconoció que se perdió mucho tiempo en tratar este tema.
En medio del avance de la epidemia de gripe

Artículos destacados