Sólo 5% de las firmas es “familiarmente responsable”

Se trata de atender las necesidades personales de los trabajadores -más allá de la instancia de tareas- como flexibilidad de la jornada y semana laboral comprimida

Sólo cinco por ciento de las empresas en la Argentina tienen prácticas y programas que concilian la vida familiar del empleado con su entorno laboral, según un relevamiento elaborado por el IAE Business School de la Universidad Austral, por medio de su centro de investigación sobre “Empresas Familiarmente Responsables (Ifrei)”.

Así, de 118 empresas relevadas, fueron cinco, en su mayoría multinacionales, las que recibieron mejor puntuación al atender las necesidades personales y laborales de sus empleados. Se clasificó las empresas en cuatro instancias: A, B, C y D, según su compromiso en atender las necesidades de sus trabajadores, más allá de las instancias laborales.

Se concluyó que cinco por ciento de las empresas tienen una cultura “familiarmente responsable” (empresas A); 78 por ciento de las consultadas está en camino de serlo (empresas B); 17 por ciento cuenta con alguna política o cultura ambivalente (empresas C, denominadas discrecionalmente contaminantes). Las empresas D no tienen políticas de flexibilidad ni terminaron de contestar la encuesta.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Dentro de las medidas que facilitan la vida familiar de los trabajadores se incluye la flexibilidad de la jornada, el horario adaptable y la semana laboral comprimida. También se incluye flexibilidad ante una emergencia familiar y el calendario de vacaciones adaptable.

Se evidenció un fuerte avance en otorgar licencias especiales por adopción (39 por ciento), permiso por paternidad adicional a la ley (23 por ciento) y permiso para cuidado de un familiar (27 por ciento). Del relevamiento surge que resta fortalecer las prácticas que acompañen la integración de los empleados que vuelven de una licencia prolongada o el reemplazo del personal que está de licencia.

Una práctica que se va imponiendo, según la investigación, es la flexibilidad laboral apoyada en el teletrabajo y en las videoconferencias, que reducen los tiempos de viajes y traslados. La más habitual es la combinación del trabajo a distancia con el presencial.

Respecto a los servicios familiares, los más representativos son gimnasios (36 por ciento); guarderías (28 por ciento) y ayuda para completar estudios para el empleado o su grupo familiar (18 por ciento).  Las grandes empresas, en 21 por ciento, brindan subsidio adicional a la ley par la escolaridad de los hijos de sus empleados.

Se observó que en las empresas familiarmente responsables 47 por ciento de sus líderes muestra una conducta conciliatoria y 44 por ciento fomenta que sus colaboradores también tengan ese tipo de conducta.

La mayoría de estas prácticas laborales flexibles se dan en empresas que retienen a sus talentos, que tienen una cultura laboral signada por objetivos y que cuentan con personal joven que empuja los cambios, según se consignó.

Artículos destacados