Sin las redes, los prestadores tendrán un incremento del 30%

Con el fin de las gerenciadoras a partir del sábado próximo, los afiliados a la Administración Provincial del Seguro de Salud (Apross) podrán elegir libremente dónde atenderse y los prestadores tendrán un pago directo y con un incremento del 30% promedio. Así lo confirmó ayer el ministro de Salud de Córdoba, Oscar González, en conferencia de prensa.
“El sistema de gerenciamiento con redes, con intermediación onerosa, desaparece a partir del 1 de noviembre y el Apross se hace cargo directamente de las prestaciones en conjunto con clínicas, sanatorios y profesionales de Córdoba”, afirmó.
“Las prestaciones van a ser pagadas directamente a la clínica, sanatorio o profesional, incluso éstos van a tener un pago directo”, agregó.
Consultado si a partir de la eliminación de la intermediación regirá algún aumento para prestadores, el funcionario afirmó que “el incremento previsto es, en promedio, del 30 %” y que “lo recibirán en cuanto empiecen a facturar con el nuevo sistema” en sus cuentas bancarias.

El titular de la cartera insistió en que el afiliado no tendrá que hacer ningún tipo de trámite nuevo. “Con el mismo carné va directamente a las clínicas, optando libremente dentro del listado de prestadores, por lo tanto no hay afiliados cautivos”, recalcó.
Según González, en estos días se está concluyendo la firma de convenios con los prestadores y la cifra superará las 200 establecimientos de salud de toda la provincia adheridos al nuevo sistema. “El 100% de las clínicas que hasta hoy están bajo redes ya han firmado con Apross. Todas tienen una terminal informática que permite que el afiliado haga el trámite directamente allí y no tenga que hacer trámite extra”, detalló.
Con el debut del sistema, también arrancarán algunos prestadores nuevos que antes no operaban bajo las redes, aunque aclaró que en el caso de los hospitales Privado y Allende, seguirán actuando como hasta ahora; es decir, atendiendo a los afiliados del Apross en los casos de alta complejidad y tratamientos especiales, pero no para las prestaciones de segundo nivel, salvo algunas prácticas puntuales.

Recaudación

Por otra parte, el ministro señaló que “la idea con este nuevo sistema es que toda la recaudación del Apross vaya a prestaciones”.
“Las gerenciadoras tenían no menos de un 4% de rentabilidad (nunca vamos a saber con exactitud) y a todo eso hay que sumarle una catarata de impuestos como el impuesto a los sellos de convenio, el IVA, porque las redes eran sociedades comerciales, entonces pagaban impuestos que salen de la plata del Apross”, explicó.
Respecto de las prestaciones farmacéuticas, el titular de Salud señaló que seguirán igual y admitió que están en negociaciones ante un pedido del sector por una baja en las actuales bonificaciones.
Finalmente, aclaró que Apross no absorberá personal de las redes que dejarán de funcionar pero que sí contratará los servicios tercerizados del grupo de auditores que tenían las redes.
En otro orden, y en el marco del conflicto por la basura, dijo que la recolección de residuos patógenos está asegurada.

Comente esta nota

Artículos destacados