Se impone el poder de las coberturas distribuidas basadas en la web

Una vez más, las redes sociales dan cuenta de la capacidad de reacción y movilización ante una catástrofe como la ocurrida en Chile, a pesar del funcionamiento irregular de Internet. Es que nada pudo evitar el colapso del sistema eléctrico, lo que ocasionó que la mayoría de los canales de comunicación tradicionales fallaran. La gente quedó sin acceso a la televisión o Internet, las líneas telefónicas dejaron de funcionar y hasta los celulares operaron sólo en forma esporádica en el centro y sur del país trasandino.

En este contexto de incertidumbre, las nuevas tecnologías de información no tardaron en actuar. Por caso, Google creó un buscador de personas y gracias al restablecimiento paulatino de las conexiones a Internet, sitios web como Facebook y Twitter se convirtieron en una vía alternativa de información, sobre todo debido a que todavía existen serios inconvenientes para establecer contactos a través del teléfono.

De esta manera, por ejemplo, el concepto “Chile” se convirtió en pocas horas en el primer "trending topic" (concepto más nombrado) de Twitter y desde todos los rincones del país los usuarios comenzaron a informar lo que observaban en su entorno.

Incluso los canales de televisión comenzaron a apoyarse en informaciones entregadas por usuarios de Twitter, una vez que pudieron iniciar transmisiones para entregar datos concretos sobre el terremoto y su impacto en las regiones del país.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En este marco, José Luis Orihuela, reconocido profesor universitario de Navarra (Pamplona, España) y especialista en Nuevas Tecnologías de la Información, publicó en su blog Digital Media Weblog que “el brutal terremoto que castigó a Chile ya constituye otro de los hitos del poder informativo de los ciudadanos a través de medios no tradicionales”. Así, el especialista puntualiza algunas de las funciones de estas nuevas herramientas que se están aplicando para mantenerse comunicados:

Solicitar información, fotografías y videos a los testigos. Lo están haciendo abiertamente, por ejemplo, BBC, CNN y AP mediante sus respectivas cuentas de Twitter y, además, están contactando directamente con los usuarios más activos para solicitarles materiales, testimonios y entrevistas.

Seleccionar y editar la información que generan los usuarios. La TVN chilena ha sido la primera y más accesible fuente de información periodística sobre el terremoto de Chile gracias al streaming de Ustream. Durante la transmisión realizada por el Canal 24 horas, utilizaron Twitter como fuente de noticias, especialmente sobre aquellas zonas en las que no tenían cobertura propia.

Crear listas de fuentes y cuentas específicas en Twitter. Las listas sobre fuentes de Twitter en Haití elaboradas por los medios de comunicación, ya han mostrado la relevante función de los medios como curadores digitales.

Buscar expertos que puedan explicar las causas y las repercusiones. En lugar de repetir la información que ya se conoce por los medios sociales, los medios informativos tienen la oportunidad y la obligación de profundizar en las causas y en las consecuencias de estos eventos, para lo que deben apoyarse en expertos y en centros de investigación que no están al alcance de los ciudadanos.

Elaborar listas de recursos para el seguimiento de la información y el envío de ayuda. La crisis de Haití también mostró el poder de los medios para divulgar los diversos modos de canaliza

Artículos destacados