Se espera fuerte caída en venta de durables

Los dirigentes de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y de la Federación Comercial de la Provincia de Córdoba (Fedecom) esperan los números finales de las ventas del mes de setiembre con una expectativa negativa: una fuerte caída en el intercambio de bienes durables.
“Durante las primeras semanas del mes pasado las ventas se habían recuperado mucho y estábamos llegando a los niveles del año pasado, pero para finales de mes la cosa se aquietó y la última semana fue muy dura”, aseguró a Comercio y Justicia Osvaldo Cornide, titular de CAME.
“Es que la gente se paralizó a partir de la noticia de la crisis financiera internacional y, junto con ello, se detuvieron las ventas de departamentos, automóviles y electrodomésticos”, consideró el dirigente.

En el mismo sentido se expresó Rubén Martos, presidente de Fedecom, quien también espera el resultado de la performance del interior de la provincia de Córdoba.
“En lo que respecta a la facturación, setiembre se ha mantenido prácticamente en el mismo nivel que el mes anterior, lo que significa para nosotros una disminución en el nivel de las ventas si se tiene en cuenta la inflación real, no la que mide el Indec”, explicó Martos.
“Nosotros seguimos con la idea de que esto es producto del nivel de desconfianza e inseguridad que siente la gente, porque quienes hoy tienen el dinero prefieren no gastarlo y no invertirlo porque no saben qué es lo que puede suceder en el país”, aseguró el titular de Fedecom.

Si bien Martos consideró que la opinión del consumidor-inversor está dividida en cuanto al nivel de influencia de la crisis internacional en Argentina, indicó que “es algo más que se suma al comportamiento inseguro que dejó la anterior crisis entre el Gobierno y el campo, al que hay que agregarle el nuevo paro”.
Al respecto, Cornide consideró que el conflicto con el campo viene a sumar otro factor problemático. Hay que tener en cuenta que durante el paro pasado, que duró más de 120 días, las ventas cayeron en las principales ciudades entre un 15 y un 20%, y en el interior, hasta en un 50%. Así es que en este caso esperamos que no se prolongue por más de seis días”.
“Todo esto nos va a afectar por un tiempo todavía”, aseguró Martos por su parte y agregó que “desde el sector no vislumbramos mejorías desde acá y hasta fin de año”.
Frente a ello, el titular de Fedecom aseguró que, como entidad, no tomarán partido respecto de las medidas de fuerza iniciadas por el campo desde las cero de hoy.

“No vamos a apoyar de ninguna manera ningún corte de ruta porque éstos atentan contra la sociedad”, indicó, y agregó: “Si bien comprendemos el reclamo, les pedimos a las partes que terminemos con esta forma de actuar sin escuchar al otro. Es importante compartir, porque si uno no comparte los problemas con el otro, cada uno sigue por un camino diferente y definitivamente no se encuentran, que es lo que está pasando en este momento con el Gobierno y el campo, y lo pagamos entre todos”.
A partir de los enunciados de ambos dirigentes se da por sentado que el temor en los consumidores respecto de

Artículos destacados