Reordenan el régimen de residencias de acuerdo con demandas sanitarias

La Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Ministerio de Salud de la Provincia sellaron ayer un acuerdo para integrar actividades de pregrado y posgrado para que los alumnos y egresados tengan la posibilidad efectiva de la práctica, instancia fundamental en la formación de un galeno. Uno de los puntos destacados que contempla el convenio es el reordenamiento del régimen de residencias. A partir de ahora habrá un llamado unificado y direccionado a formar y cubrir áreas críticas del sistema sanitario.
En diálogo con Comercio y Justicia, Gustavo Irico, flamante decano de Medicina trazó un panorama de la formación práctica que se viene.
“El convenio pone de relieve las necesidades del estudiante en los últimpos años, esto es la posibilidad de llevar adelante prácticas que tienen que ver con la adquisición de las competencias. Hoy eso tiene algún grado de dificultad. Hace 30 años, cuando yo cursaba medicina las salas eran de 10 ó 12 camas y el enfermo tenía una predisposición distinta y permitía que practicáramos sobre él. Hoy no, hay una estructura cultural diferente, el paciente tiene cierto grado de temor y resistencia”, describe el decano.

“Por lo tanto -agregó- tenemos que diseñar otra estrategia para que el estudiante pueda adquirir las prácticas. Muy pronto vamos a inaugurar el Laboratorio de las Prácticas Obligatorias que es un laboratorio que tiene muñecos para que el alumno de cuarto y quinto año pueda ir adquiriendo las competencias. (Ver Prácticas…)”.

– ¿Cuándo el estudiante practicará en un paciente?
– Una vez que cumple con la carga horaria de laboratorio -con un tutor y exámenes-, el convenio que firmamos con la Provincia nos posibilita llevar adelante el primer contacto del alumno con el paciente en las guardias de todos los hospitales provinciales. Allí, el estudiante puede manifestar, de manera clara, la competencia adquirida en el laboratorio. Es decir, tomar la tensión, el pulso, canalizar o intubar.

– Pero en las guardias surgen situaciones en las que el conocimiento debe ser profundo para poder derivar al paciente.
– Estos estudiantes van a estar con un tutor. No van a ser ellos los que van a definir las conductas pero van a estar con un guía para adquirir las competencias necesarias.

– ¿A partir de cuándo se pone en marcha?
– A partir de enero de 2010.

-¿Cómo sigue luego la formación práctica?
– Una vez que el estudiante termina de cursar pasamos a lo que es la práctica final obligatoria (es de un año). Este convenio también mejorará e implementará todo lo que está relacionado con esta etapa final.

– ¿También será en los hospitales públicos?
– Absolutamente. Hoy la práctica final obligatoria ya se está haciéndose en los hospitales públicos; lo que hace este convenio es perfeccionarla, dotándola de mejor instrumentación, sistematización, etcétera.

– ¿Qué pasará con las especializaciones?
– Una vez que el estudiante se recibe pasamos a las prácticas de especialización, que son las residencias. Lo que se pretende con este convenio es unificar todo el sistema de residencias, con un programa único, un llamado &u

Artículos destacados