Morata volvió a pedir disculpas y dijo "no soy un delincuente"

El juicio que se sigue a Franco Morata por atropellar con un Mini Cooper  al  estudiante de medicina Nicolás Sánchez  ingresó en la recta final y en la audiencia de hoy el acusado hizo uso de la última palabra.

Morata, frente a a la jueza Susana Cordi Moreno, pidió una vez más disculpas a la familia de Nicolás por el accidente y recalcó que él «no es un delincuente» ni tampoco «un millonario».

«Le pido perdón a usted y a su familia», dijo Morata a Jorge Sánchez, el padre del joven  estudiante atropellado . «No sé cómo alguien puede hablar mal de mí si yo me rompí el lomo toda la vida», afirmó.

Sin yeso

En la audiencia de hoy también declaró el hermano de Morata, quien negó que el acusado haya usado un yeso en la pierna al momento del hecho y aclaró que se trataba de una férula plástica.

Alegatos y veredicto

El juicio se reanudará el viernes  con los alegatos. La sentencia y sus fundamentos serán para dentro de unos 10 días.

El hecho

El accidente ocurrió el 31 mayo de 2008 en la esquina de Ituzaingó y San Lorenzo, en barrio Nueva Córdoba, y el hecho cobró trascendencia porque el autor huyó y se mantuvo prófugo durante varias semanas. Nicolás Sánchez, el estudiante atropellado, sobrevivió con severas secuelas neurológicas.

Artículos destacados