Mayor incidencia del factor masculino en casos de infertilidad

En seis de cada diez casos de infertilidad está presente el factor masculino entre las causas que impiden lograr un embarazo de manera natural, reveló ayer un informe del Congreso Científico Internacional sobre Avances en Fertilidad que sesionará hoy en Buenos Aires.
El rol del hombre en los tratamientos de fertilidad será uno de los temas que abordará la reunión científica internacional que fue convocada con motivo de haberse cumplido este año el 30º aniversario de la primera fecundación in vitro.
El trabajo médico señaló que en 1992, cuando se crea el ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides), se pensó que se terminaban los problemas vinculados con el factor masculino porque al colocar un espermatozoide en un óvulo, se supuso erróneamente que se garantizaba la fecundación. Pero en los últimos años se comprobó que el espermatozoide juega un papel tan importante como el óvulo en los resultados de la reproducción asistida y que no todos los espermatozoides son aptos para generar un embarazo.

Sergio Papier, director médico del Centro de Estudios en Ginecología y Reproducción (Cegyr), dijo que en la realización de la fertilización asistida “es frecuente la existencia de patologías en espermatozoides que los hacen no viables”.
En ese sentido, Papier destacó que “básicamente esas patologías se notan desde el punto de vista genético del espermatozoide”.
Los hombres con posibilidad de padecer una anomalía en el espermatozoide son aquellos que superan los 45 años, los portadores de varicocele y los que han hecho tratamiento de fecundación in vitro con fallas reiteradas. En ese grupo se incluyen también los hombres que tienen antecedentes de reiteradas pérdidas de embarazo de su mujer, que no presenta problemas de fertilidad, y los que hayan recibido quimio o radioterapia.

Jorge Blaquier, director de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (Red LARA), sostuvo que “es importante que ese grupo de hombres haga controles para minimizar los riesgos a la hora del embarazo o bien, con perspectivas a un embarazo futuro”.
Blaquier consideró que “debe tenerse en cuenta que, en el caso del hombre que, por ejemplo, debe de someterse a una quimioterapia, se pueden preservar los espermatozoides para alcanzar futuros embarazos”.

CIFRAS
Las estadísticas que se darán a conocer en el congreso indican que el 30% de los casos de embarazos frustrados de manera natural son por problemas masculinos; otro 30% son producto de problemas femeninos; un 30% por inconvenientes mixtos y un 10% por causas inaparentes, como problemas psíquicos.

Artículos destacados