Manfrey será la primera usina en ser facilitadora del crédito para tamberos

La Cooperativa de Tamberos de Comercialización e Industrialización, Manfrey, que preside Ércole Felippa, será la primera industria en actuar como “facilitadora” de los productores a fin de que éstos puedan acceder a la línea de crédito que posee el Banco de Córdoba y que cuenta con una tasa subsidiada por Nación y Provincia.
Así lo confirmó a Comercio y Justicia el presidente de la cooperativa ubicada en la localidad de Freyre, al este de la provincia de Córdoba, quien adelantó además que el miércoles próximo se realizará una reunión en la sede de la empresa con los tamberos que les proveen el fluido, a fin de dar a conocer la operatoria y promover el acceso.
“Es que, por lo general, los productores son reacios a recurrir a los bancos”, explicó Felippa, y agregó que “se está aproximando la época en que los productores deben comenzar a generar las reservas de alimentos para el año que viene, siembra de pasturas o reservas de forrajes; y para poder hacer eso, necesitan recurrir al crédito”.

La propuesta, conversada con los funcionarios de la Provincia, consiste en que las usinas sean agentes de retención de las cuotas del préstamo y pagadores de la entidad prestante. Además “vamos a ayudarlos en la confección de las carpetas para que puedan acceder a la línea”, explicó Felippa.
De esta manera, funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos, del Banco de Córdoba y referentes del sector industrial acordaron agilizar de esta manera la gestión de toma del crédito y centralizar en ese eslabón de la cadena el acompañamiento para la presentación de la documentación requerida.
Cabe recordar que la Administración provincial lanzó el pasado 7 de abril una línea de crédito por 40 millones de pesos destinada al sector, con una tasa subsidiada en seis puntos por parte de la Nación y en cinco por parte de la Provincia, lo que arroja una tasa final subsidiada de ocho por ciento anual.
“Es una tasa mucho menor que la que se encuentra en el mercado”, precisó Felippa.

Si bien el Gobierno provincial no dio a conocer los montos ya otorgados, se calcula que no superarían los ocho millones de pesos. La reticencia se debería a distintos factores que van desde el desánimo hasta el desconocimiento de esta opción.
La línea posee dos componentes: uno para capital de trabajo de hasta 50.000 pesos, que puede ser destinado a gastos de alimentación, sanidad, siembra de verdeo e implementación de reservas forrajeras, con 18 meses de plazo y seis de gracia; y el segundo, para inversiones con un tope de 300.000 pesos para construcción, ampliación e infraestructura (salas de ordeñe, bateas colectivas, bombas estercoleras, bretes especiales, corrales de caño o red caminera interna), adquisición de máquinas (enfardadoras, enfriadoras o tractores de baja potencia), mejora de rodeos y ampliación de rodeos (compra o retención de vaquillonas, adquisición de semen, embriones o termos de inseminación), y pasturas perennes, entre otros, con un plazo de hasta 48 meses, con seis meses de gracia.
“Buscamos agilizar la toma de créditos por parte de los productores tamberos”, aseguró el secretario de Ganadería local, Daniel Carignano.

Artículos destacados