Los parques industriales en Argentina

Dieciocho provincias cuentan con parques industriales en su territorio, un tipo de emprendimiento cuyo inicio se remonta a la década del 60, se expande en los 70 con los regímenes de promoción y vuelve a cobrar impulso tras las crisis de fines de 2001 y la salida de la convertibilidad. El concepto de parque industrial implica un polígono que cuenta con una serie de servicios comunes: abastecimiento de energía eléctrica, de agua con diversos tipos de tratamiento, vigilancia, portería, tratamiento de aguas servidas, entre otros. Todo esto puede estar acompañado de promoción impositiva.
En el territorio argentino, la provincia de Buenos Aires cuenta con la mayor oferta de suelo industrial en parques, con más de 3.600 hectáreas disponibles -equivalente al 43 por ciento del total país-; seguida en magnitud por Entre Ríos y Mendoza, con unas 712 y 635 hectáreas, respectivamente, según surge de un relevamiento realizado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP), www.industria.gov.ar/cep.

El trabajo del CEP -un centro de estudio oficial que funciona dentro de la órbita del Ministerio de la Producción- hace foco en la "Oferta de suelo industrial en Argentina: Situación de los Parques Industriales".
En las provincias de «tradición manufacturera», como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, el desarrollo de los parques industriales fue más bien tardío debido a que cobró fuerza recién en la década del 90.
En lo que respecta a la oferta de suelo industrial en parques y áreas industriales durante el corriente año, el informe de la dependencia oficial detalla que -por detrás de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Mendoza- se encuentran Río Negro (con 429 hectáreas); Chubut (406 hectáreas); San Luis (379 hectáreas); Salta (379 hectáreas) y Córdoba (344 hectáreas). En orden decreciente se colocan La Rioja (301 hectáreas); Santiago del Estero (266 hectáreas); La Pampa (257 hectáreas); Chaco (252 hectáreas); Santa Fe (218 hectáreas); San Juan (95 hectáreas); Tucumán (50 hectáreas) y Jujuy (47 hectáreas).

Tierra del Fuego, beneficiada por un régimen promocional desde los 80, cuenta con dos parques industriales, en Ushuaia y Río Grande, más un nuevo parque proyectado. San Luis, otra de las beneficiarias de las políticas de promoción, tiene el casi el 4,5 por ciento del total nacional de suelo industrial disponible.
El trabajo señala que, más allá del liderazgo bonaerense en la materia, la oferta de suelo industrial -vía parques- "está inversamente asociada a la importancia de la industria en la provincia".
"En efecto, tanto Santa Fe, como Córdoba y Buenos Aires, las provincias con más industrias del país, tienen una oferta de suelo industrial que es relativamente menor a la magnitud de su producción industrial", destaca el informe.
Lo opuesto se puede ver al cotejar la oferta existente en La Pampa, Santiago, Río Negro, Entre Ríos, La Rioja, Chubut, Chaco y Salta, "todas ellas sin gran tradición industrial" y que son actualmente "las que con más intensidad están ofertando suelo industrial".

Artículos destacados