«Las palabras de un empleado pueden desplomar una empresa»

Las fallas en materia de comunicación interna, es decir, aquella comunicación que va dirigida hacia los propios empleados de una empresa, puede terminar de marcar el éxito o fracaso en el costoso trabajo que implica la construcción de la imagen positiva. Teniendo en cuenta esto, ¿qué hacer para acompañar desde adentro una comunicación positiva?
“Las empresas trabajan constantemente enfocadas en su comunicación externa que apunta a diversos públicos: prensa, clientes, proveedores, accionistas, comunidad, etc. Simultáneamente a estos esfuerzos, muchas veces olvidan que la comunicación hacia uno de los públicos más importantes es el primer paso a dar, antes de salir a enviar mensajes al exterior”, explicó a Comercio y Justicia Nadia Caracciolo, directora Ejecutiva de la empresa de comunicación PR Ideas.

En este sentido, aseguró que son los empleados de una empresa los que marcan la diferencia a la hora de generar imagen positiva. “Una compañía puede invertir grandes cantidades de dinero en campañas de comunicación e imagen, pero la palabra de un empleado de esa empresa puede desplomar en un instante lo que lleva años de trabajo en posicionamiento”, dijo.

– ¿Por qué es tan importante la relación con el público interno?
– El primer público a tener en cuenta a la hora de diseñar un plan de comunicación institucional es el empleado de la empresa, ya que es uno de los primeros comunicadores hacia el exterior, entre otras cosas, porque es uno de los más creíbles. Los empleados viven la organización por dentro, conocen toda su estructura, su historia, sus éxitos, sus fracasos y pasan más cantidad de horas dentro de la empresa que en sus propios hogares. Sabemos que la información que nos brinda el empleado viene “de primera mano”, actúa como fuente de información fidedigna y por eso es muy difícil de revertir.

– ¿Qué sucede cuando alguien hace comentarios negativos?
– Cuando un empleado hace un comentario negativo sobre la empresa donde trabaja, esa información tiene mucho más peso para quien la recibe que cualquier otro tipo de información que reciba por otros medios, ya sea a través de la comunicación publicitaria, como por actividades de marketing promocional o mediante la información periodística.
Es por eso que la comunicación interna, dentro de los planes de comunicación institucional, ocupa un capítulo aparte y requiere de tanta atención y cuidado como toda la comunicación que se apunta al exterior. Simplemente, porque sin una no es posible lograr eficacia en la otra.

– ¿Cuáles son algunas estrategias para mejorar este tipo de comunicación?
– La comunicación que enviamos a los empleados no siempre tiene que ser en tono de comunicado de prensa. Con el público empleado, la empresa tiene el beneficio de saber que cuenta con su presencia cuando se organiza una actividad de comunicación. De esta manera, los trabajos de fortalecimiento de equipos, las actividades recreativas, deportivas, lúdicas y la dinámica de grupos, no sólo pueden utilizarse en el marco del anuncio de una novedad dentro de la empresa, sino que además ayuda a fortalecer el vínculo y conocimiento entre los empleados, favorecen el clima de satisfacción en el cual el empleado puede conocer a su equipo de trabajo en otras situaciones mientras que los coordinadores pueden identificar qué tipo de personalidades son m&aacute

Artículos destacados