La reforma de la ley de Quiebras debe ser integral

La modificación de la Ley de Concursos y Quiebras (LCQ) será el primer proyecto que presentará Néstor Kirchner en caso de ser elegido diputado en las elecciones de 28 de junio próximo. El anuncio fue realizado por el ex presidente en un acto de campaña y posteriormente ratificado por Cristina Fernández, quien se encargó de anticipar que el Gobierno está trabajando en el tema.
Según Kirchner,la modificación de la normativa vigente pondrá fin a una época en que los empresarios “vaciaban las fábricas, vendían el patrimonio, cuidaban sus cuentas personales y dejaban a los trabajadores en la calle".

Entre los cambios, trascendió que se buscaría hacer más laxas las disposiciones vigentes, de modo tal de darle a los trabajadores todos los instrumentos para la preservación de las compañías, con el fin de asegurar como principal medida el mantenimiento de las fuentes de trabajo de aquéllas que entren en bancarrota.
Los empleados deberían cumplir con una serie de requisitos fundamentales para el Gobierno, como organizarse en una cooperativa legalmente constituida, por ejemplo. Asimismo, podrían utilizar sus créditos laborales como forma de pago.
Para analizar el tema, Comercio y Justicia consultó la opinión del abogado y doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales Efraín Hugo Richard, quien en su larga trayectoria participó en comisiones legislativas relacionadas a la ley de cheques y la reformas de la Ley de Concursos.

– ¿Qué opinión le merecen las reformas que se plantean introducir en la LCQ?
– Yo no tengo dudas de que la ley necesita reformas, aunque ya se introdujeron varios cambios que merecen mis críticas. De cualquier manera, para pensar en una reforma hay que tener en claro los objetivos que se persiguen, porque de lo contrario se hace muy difícil armar la norma y aplicarla después termina siendo muy complejo.

– ¿Cuáles son los cambios que a su criterio debieran introducirse?
– Si queremos plantear un cambio, éste debe ser integral, tenemos que revisar toda la ley de quiebras. Si nuestro objetivo es preservar la empresa, empecemos analizando la norma desde su artículo 8 y no sólo el artículo referido a la liquidación de las empresas en quiebra, como parece que se va a plantear.

-¿Las modificaciones permitirán realmente mantener las fuentes de trabajo?
– Hoy la ley sirve para beneficiar al empresario que compra una empresa de mala fe para cerrarla al otro día. Estoy de acuerdo con intentar conservar las empresas. Ahora bien, no podemos pensar en salvar a una empresa que no es viable o entregársela a los trabajadores para que en un año quiebre. No se puede preservar el trabajo a cualquier precio; en todo caso, habrá que evaluar de qué modo traslado a esos trabajadores a otra empresa que sea seria y viable. Si no pensamos la ley en forma integral, sólo estaremos resolviendo cuestiones de la conyuntura.

– ¿Qué opinión tiene sobre la situación de la empresa CIVE en Córdoba?
– Tengo entendido que en este tema la compañía ya ha sido adjudicada a un particular y lo único que queda es ver qué va a hacer este señor con CIVE, tratando de que garantice las fuentes de trabajo y tome la mayor cantidad de personal posible.

– Los trabajadores planteaban la intención de formar una cooperativa como modo de mantener las

Artículos destacados