«La Provincia no tiene otra opción que reclamar la deuda a la Nación»

El revuelo generado a partir de la advertencia que lanzara el gobernador de la Provincia, Juan Schiaretti, respecto a la posibilidad de diferir el pago de haberes a los empleados públicos, motivó más de una consulta. En diálogo con Comercio y Justicia, Alfredo Blanco, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba, explicó que en el corto plazo, a la actual gestión “no le queda otra opción que reclamar la deuda a la Nación”.

-¿Cómo se llegó a esta situación?
-Hay dos aspectos principales que ocasionaron que se llegara a este momento. En primer lugar, la situación fiscal generada en el período anterior, cuando gobernaba (José Manuel) De la Sota, cuando Córdoba fue el segundo distrito del país que más se endeudó en los últimos años. En segundo término, esa situación causó una creciente dependencia de la Nación y tal combinación es tremenda y muy complicada. Además, hay que tener en cuenta la importante discrecionalidad en el envío de fondos específicos a las provincias, lo que viene a empeorar aún más la situación financiera.

-¿Por dónde pasa la solución?
-A corto plazo, yo creo que la Provincia no tiene otra opción que reclamar el envío de los fondos nacionales adeudados, el Programa de Asistencia Financiera (PAF) y la deuda de la Caja de Jubilados. Pero después tiene que plantearse realizar una reestructuración integral, un programa racional de recuperación de solvencia fiscal.

-¿Se puede pensar en una suba de impuestos?
-Yo creo que pensar en una suba de los impuestos o en un recorte del gasto, a lo que siempre se echa mano a bajar los fondos destinados a obras públicas, o recurrir al diferimiento de los salarios, no son las medidas más adecuadas. En todo caso, habría que ver de realizar un análisis exhaustivo del gasto y pensar en un programa de reestructuración más profundo, que involucre la política tributaria. Yo creo que no porque se aumenten los impuestos solucionamos el problema de fondo. Además, en ese tema tenemos que analizar la eficiencia tributaria y la regresividad de algunos impuestos, como es el caso de Ingresos Brutos.

-¿Para usted es regresivo?
-Claramente, porque no se tributa por riqueza ni patrimonio, sino que se grava el consumo y además se traslada, lo que genera un efecto cascada.

-¿Por qué cree que la Provincia se volvió tan dependiente de los fondos nacionales?
-Porque llevó adelante una política tributaria que hizo que perdiera participación en el total de la recaudación. Por ejemplo, la medida de aplicar el descuento de 30 por ciento sobre el Impuesto Inmobiliario. Eso se hizo pensando en que se iba a favorecer la recaudación y no fue así. Entonces, la Provincia se volvió más vulnerable y por ende más dependiente.

-¿Ve como posible la emisión de cuasimonedas?
-Hay una cuestión legal de por medio. Para poder emitir cuasimonedas la Provincia necesita que se sancione una ley, porque nadie va a aceptar un bono de manera compulsiva. Además, hay que tener en cuenta que cuando la Provincia retiró las Lecor (bono emitido en noviembre de 2001), no lo hizo porque en la caja tuviera excedentes, sino merced a dinero del Fondo Monetario Internacional y el Programa de Unificación Monetaria, q

Artículos destacados