«La producción de alimentos y la relación con China son fortalezas argentinas ante la crisis»

Antes de llegar a Córdoba, invitada por el Gobierno de la Provincia, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Consejo de Planificación Estratégica de Córdoba (Copec) a disertar en el marco del Primer Encuentro Internacional para la Competitividad, “Desarrollo económico local y competitividad: Ciudades y regiones globales”, María Ángela Holguín, directora de la CAF en Buenos Aires, dialogó con Comercio y Justicia sobre los proyectos de desarrollo presentados ante esa oficina y sobre los sectores que se muestran más dinámicos a la hora de pensar en dejar atrás los efectos de la crisis financiera internacional.

-¿Con qué elementos diferenciales puede América Latina -y Argentina de manera particular- superar la crisis internacional?
-En la Corporación Andina de Fomento creemos que se deben apoyar especialmente los proyectos que tengan que ver con obras de infraestructura por la gran capacidad generadora de empleo que estos tienen. Además, porque convierten una zona y la potencian hasta transformarla en un polo de desarrollo. Para ello es fundamental lograr la simbiosis entre lo público y lo privado. Y lograr un cambio cualitativo, gracias al cual las universidades también aporten y ayuden a que la gente pueda acceder a un empleo calificado. Hay que apoyar la productividad desde los distintos ámbitos. Por eso, desde la CAF apoyamos los proyectos que genera el Gobierno en ese sentido. La idea es que la CAF pueda apalancar las decisiones gubernamentales ajustándonos a las políticas que tenga cada gestión, para poder apoyar y lograr el desarrollo sustentable.

-Cuando usted hace referencia a obras de infraestructura que generan gran cantidad de empleo y propician el desarrollo de algunas zonas, potenciándolas, uno se imagina obras de ferrocarril por ejemplo…
-Aunque a usted le resulte difícil de creer, Argentina está a la vanguardia en materia de ferrocarriles en toda Latinoamérica. Si usted piensa que países como Colombia, Venezuela y Ecuador no tienen trenes, por más que en Argentina ahora los servicios estén deteriorados, ve que ustedes están a la vanguardia. Además, no hay que olvidar que en la década del ’50, los ferrocarriles en el país estaban a pleno. En ese sentido y para confirmar lo que usted piensa, el Gobierno nos ha pedido -aún está en etapa de proyecto de preinversión- reflotar todo el recorrido del Belgrano Cargas. Si bien en nuestro análisis estamos dándole prioridad a algunos ramales, especialmente los ubicados en la zona Norte del país, la intención del Gobierno alcanza todo el recorrido. La idea es que desde la CAF podamos financiar el proyecto.

-¿Qué otros sectores son los que necesitan más apoyo, además del ferrocarril?
-Lo otro que estamos apoyando es el desarrollo energético. La CAF está financiando, junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las líneas de interconexión de 500 MW. Nosotros, las del Sur del país y el BID las del Norte, que ya están en plena ejecución y con las que se cerraría el Plan Federal I. Otro de los proyectos que financiamos es el Plan Federal II, que consiste en la interconexión de líneas más pequeñas, de 132 MW, cuyas obras comenzarán a principios de 2010. Asimismo, estamos viendo otro paquete de proyectos de energía que ha desarrollado la secretaría nacional del área de acuerdo con las necesidades de las diferentes provincias. Uno de esos es el proyecto Garabi, que consiste en la realización de una represa similar a la de Yaciretá para la generación de energ&ia

Artículos destacados