«La Ley de Riesgos del Trabajo es inmoral y debe desactivarse»

“La Ley de Riesgos del Trabajo es prima hermana de las AFJP y de las ART que nacen en la época del menemismo, generando un gran negociado”. Así de contundente y crítico fue el presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas de Buenos Aires, Guillermo Pajoni, quien al ser consultado por Comercio y Justicia advirtió sobre la necesidad de terminar definitivamente con las ART.
La demorada sanción de una nueva ley de riesgos del trabajo (LRT) continúa generando polémica, mientras el creciente índice de juicios laborales preocupa a la Justicia argentina.

-¿Cuál es el principal desafío que debe enfrentar la sanción de una nueva LRT?
– La LRT ha sido descalificada por la Corte Suprema, no sólo desde un punto de vista jurídico, sino moralmente. Es una ley inmoral y debe ser íntegramente desactivada. No hay que olvidarse de que esta norma nace en la era del menemismo como un gran negociado que posiciona al trabajador en el último eslabón de la cadena. Acá lo que se permitió es que el lobo cuide las gallinas. Las ART, que tienen fines de lucro, son absolutamente incompatibles con un subsistema de la Seguridad Social que pretende fomentar la prevención de los riesgos del trabajo y reparar satisfactoriamente los daños que ellos puedan producir. La defensa de la tasa de ganancias de la aseguradora es contradictoria con el interés de la víctima de un siniestro laboral, que legítimamente pretende recibir las mejores prestaciones médicas y la más integral reparación de los perjuicios sufridos. Antes de los ´90 y de la existencia de las ART, 50% eran accidentes de trabajo y otro 50% eran enfermedades profesionales. Hoy, ese porcentaje se redujo a sólo 2 % de enfermedades profesionales. Esto no ocurre porque las empresas estén mejorando la prevención de enfermedades laborales, sino porque los médicos que pertenecen a las ART han definido todas estas enfermedades como congénitas.

-¿La solución es eliminar las ART?
– Por supuesto, ése es el problema medular. Acá no alcanza con aumentar los montos indemnizatorios, como se está hablando, porque eso lo único que va a generar es que algunos trabajadores sí cobren un poco más de indemnización, pero otros tanto dejarán de cobrarla porque las ART van a considerar que no les corresponde.

– ¿Y cómo se resuelve lo que se ha denominado la industria del juicio?
– Lo de la industria del juicio es un invento. Si acá hay más pleitos es simplemente porque los empresarios no cumplen. No se puede inventar un juicio laboral.

– Los empresarios insisten en la necesidad de terminar con la doble vía. ¿Qué opina al respecto?
– Yo no lo llamo doble vía sino, en todo caso, acumulación de vías. Sobre esto, lo que hay que preguntarse es porqué un trabajador va a tener menos derechos que cualquier otro ciudadano argentino. Si yo estoy con un cliente y un empleado en mi estudio y se cae la pared, mi cliente va a accionar civilmente para resarcir su daño. Mi empleado, en ese caso, cobraría de la ART una indemnización muy inferior. ¿Por qué entonces no va a poder accionar civilmente?.

– ¿Cree que la LRT se sancionará antes de diciembre o después, con la nueva conformación del Congreso?
– No lo sé. Lo que tengo claro es que hay muchas presiones para que salga de la peor manera posible.

Artículos destacados