La Justicia más cerca del barrio y al alcance

El texto del anteproyecto de reforma del Código Procesal Civil trae una figura novedosa, la de los “jueces de las pequeñas causas”, como modo de tornar más alcazable la Justicia a los ciudadanos. La competencia de éstos sería reducida a los casos de relaciones de vecindad, de propiedad horizontal y cuestiones relativas a defensa del consumidor que versen sobre cosas muebles o servicios privados.
Asimismo, se le acuerda competencia para decidir en los procedimientos declarativos generales, siempre que la demanda no supere los 75 jus ($ 3.750) o dos salarios mínimos, vitales y móviles, el que sea menor.
Con el objetivo de que sea una Justicia de los vecinos, las personas jurídicas no podrán ser actores, ni las de derecho público, demandadas.
La iniciativa propone un trámite sencillo, concentrándose, de ser posible, en una audiencia, donde el juez procurará conciliar a las partes. De no lograrlo, el trámite continuaría con la traba de la litis y recepción de la prueba pertinente. La sentencia a dictarse debería ser inapelable, sin perjuicio de admitir, durante el proceso, otros medios impugnativos como el recurso de reposición, el incidente de nulidad y el de perención de la instancia.

Artículos destacados