Justicia cordobesa capacitó a 2.300 fiscales públicos electorales

El Poder Judicial de Córdoba ya capacitó a 2.200 de los 3.000 Fiscales Públicos Electorales (Fipe)  que, en las elecciones provinciales del 7 de agosto, harán su debut como nexo entre las autoridades electorales y las autoridades de mesa, en los centros de votación.

Armando Andruet, vocal del Tribunal Superior de Justicia y presidente de la Comisión Interpoderes de Seguimiento de los Procesos Electorales (CISPE), presidió esta tarde el acto con el que se puso fin a la capacitación de quienes se desempeñarán como Fipe en la capital cordobesa (unos 2.200), mientras que en junio comenzará la de los 800 que lo harán en el interior.

«En octubre de 2010, cuando pusimos en marcha la capacitación (de los Fipe), algunas personas juzgaron excesivo nuestro celo, información y seguimiento. Algunos hasta pudieron creer en una suerte de puesta en escena excesiva del Poder Judicial. Lo cierto es que, con el correr de los días y las características propias que los temas electorales toman en la clase política, se puede advertir que nada fue desmedido», remarcó Andruet.

Teniendo en cuenta que los Fipe serán empleados y funcionarios judiciales, el magistrado dijo: «habría sido una irresponsabilidad del Poder Judicial el dejar sin fortalecimiento su misma estructura de Fipe y de autoridades de mesa, puesto que serán, en particular los primeros, el centro de observación de muchas miradas, tanto sanas como enfermas».

Fipe y boleta única

Además de la introducción de la figura de los Fipe, cuya capacitación es exigida por la Ley 9571, como consecuencia de la reforma electoral en marcha, durante los próximos comicios también debutará la Boleta Única de Sufragio (BUS).

El 7 de agosto, los cordobeses elegirán gobernador y vicegobernador, 70 legisladores provinciales, 3 integrantes del Tribunal de Cuentas de la Provincia, así como intendentes y concejales en 207 municipios y comunas que celebrarán comicios locales simultáneos.

La BUS será diseñada de tal manera que brinde al elector la posibilidad de que vote por una lista completa (para todos los cargos en juego) o que pueda efectuar combinaciones y sufragar por los postulantes de una lista para una categoría (legisladores, por ejemplo) y optar por otra nómina, para otra (gobernador y vice o intendentes, por ejemplo).

Como consecuencia, los electores deberán marcar su opción política en la boleta (para ello, recibirán una lapicera de tinta indeleble con la que harán una cruz en su preferencia y podrán hacer combinaciones según las categorías de cargos en juego) y luego introducirán la BUS directamente en la urna (no en un sobre, como ocurría antes), según lo dispone la Ley 9.571.

Artículos destacados