Internacionalmente, la Argentina es ignorada

Los desafíos y oportunidades para la profesión contable, el indiferente lugar que ocupa la Argentina para el resto del mundo y el pago de la deuda al Club de París, que no basta para ser creíbles, fueron algunos de los puntos que Juan Fermín del Valle, presidente de la Federación Internacional de Contadores (IFAC), dialogó con Comercio y Justicia en el marco del 17º Congreso Nacional de Profesionales en Ciencias Económicas, que finaliza hoy en Córdoba. El argentino, que lidera una de las máximas organizaciones que representa a contadores de más de 120 países, fue el encargado de abrir el encuentro organizado por la Facpce y el CPCE, que convocó a unos 1.500 participantes.

– ¿Cómo es vista la Argentina y el ejercicio profesional en el mundo, cuando existen números oficiales poco creíbles como los del Indec?
– Uno de los valores fundamentales que promovemos en la profesión es la transparencia, lo que implica mostrar las cosas tal como son. A escala internacional, la Argentina hoy es hasta cierto punto ignorada y tiene que tomar una posición respecto de si quiere o no jugar un rol en ese contexto, porque puede hacerlo. Tiene los recursos humanos, la experiencia, las posibilidades; a veces falta la voluntad. Creo que hoy, lo que más padecemos es de cierta indiferencia. El mensaje que emitimos desde la profesión ha sido que hay que curar la fiebre y no romper el termómetro.

– El pago al Club de París, ¿podría ser tomado como un gesto para no seguir siendo ignorados?
– La noticia del pago interesa, pero necesitamos más que eso para ser creíbles. Necesitamos tener una historia de conducta y somos todos los que tenemos que tener perseverancia, una adhesión a ciertos valores. No hay razones para que no generemos y saquemos de la riqueza que tenemos más riqueza y que ésta fluya hacia todos los habitantes del país. Pero primero hay que generar la riqueza. Yo diría que tenemos un buen manual para eso: nuestra Constitución (nacional), que es sabia y que deberíamos empezar por cumplirla.

– ¿Cuál es el desafío del profesional argentino respecto al de otros países?
– Creo que los desafíos son más o menos los mismos. Hoy, para los profesionales de ciencias económicas, el primer gran desafío es seguir demostrando la credibilidad de la profesión y seguir construyendo confianza. El segundo, ser flexibles a las innovaciones, estar atentos a cuáles son las nuevas demandas del mercado y diseñar los servicios que den respuestas a esas demandas.

– Actualmente, ¿cuáles son esas demandas?
– Hay una demanda de más y mejor información que no se limite estrictamente a lo financiero sino que vaya a ciertos aspectos cualitativos que de alguna manera son los conductores o las fuentes que determinan el mercado financiero como por ejemplo: cuál es la situación en materia de recursos humanos, o en materia de participación en el mercado, o cuál es el manejo de la tecnología por parte de las empresas. Otro aspecto que cada vez viene con más demanda es información sobre la responsabilidad social de las empresas. En Argentina es un tema que recién está comenzando pero esto va a ir tomando más fuerza y es otro ejemplo de esa información cualitativa que hoy el público y los inversores requieren, ya que les interesa no sólo el resultado sino saber también cuál es la actitud de la empresa en el entorno.

<font face="Ar

Artículos destacados