Hay senadores que ni siquiera dijeron «esta boca es mía»

De acuerdo con el Índice de Calidad Legislativa que se elabora en ambas cámaras legislativas nacionales, el semanario Parlamentario.com realizó un ranking en el que consideró a los senadores nacionales según la cantidad de palabras que emitieron durante el año legislativo.

Es preciso considerar que, como consecuencia de la determinación del Gobierno nacional de adelantar las elecciones legislativas, la primera mitad del año fue de una inactividad considerada “histórica”. Pero, a partir del segundo semestre, con la decisión oficial de apurar proyectos aprovechando los últimos meses con mayoría en ambos cuerpos, el Congreso volvió a la improductividad, caracterizada nuevamente por polémicos debates de maratónicas extensiones, lo que repercutió, obviamente, en las intervenciones y la cantidad de palabras emitidas por cada legislador.

Sin embargo, y pese a estos factores, del reporte surgió que Carlos Saúl Menem y Julio Antonio Miranda consiguieron el extraño privilegio de encontrarse al tope entre los políticos que no pronunciaron ni una sola palabra a lo largo de todo el año, dentro del recinto.

Si bien cabe destacar que el primero casi no estuvo en el Senado a lo largo de un año debido a sus licencias por enfermedad, el caso del tucumano es peor: en su último año como legislador, estuvo en el recinto, pero no dijo ni siquiera “esta boca es mía”. Sí lo había hecho el año anterior, cuando emitió 3.653 palabras (Menem emitió 1.392 en 2008 ), pero en 2007 sólo dijo 474 palabras. Hombres callados si los hay.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En el otro extremo del listado se ubicó, una vez más, Gerardo Morales, el jefe de la bancada de la Unión Cívica Radical, quien se consagró como el senador que más habló en el recinto durante el año pasado. Este galardón le es propio desde 2007, año en el que pronunció 42.205 palabras. En 2008, en tanto, también alcanzó el máximo lugar en el podio con 64.668, cantidad similar a la lograda durante el año pasado, en el que profirió 64.156. Vale tener en cuenta el detalle de que el senador jujeño es titular del bloque, por lo que es de imaginar que seguirá al tope en el presente año.

Si bien fue notoria la baja en cantidad de palabras emitidas con relación a 2008, Miguel Pichetto, titular de la bancada oficialista del Frente para la Victoria, fue el segundo en el ranking en 2009, al igual que durante el año anterior, períodos en los que pronunció 43.878 y 61.967 palabras respectivamente.

Tercero se ubicó el hasta el año pasado presidente del bloque radical, Ernesto Sanz, esta vez con 38.740 palabras.

En cuarto lugar aparece una senadora que ni es titular de bancada, ni jefa de partido: la salteña Sonia Escudero, quien visiblemente tuvo más micrófono en 2009 que el año anterior, por comparar la evolución de su protagonismo. En el último ejercicio se ubicó cuarta, con 36.034 palabras, mientras que en 2008 figuró en el puesto 19°.

Como sucede en la Cámara baja, el que conduce los debates acapara un buen espacio en la medición. En el caso del Senado, corresponde ese espacio al presidente del Cuerpo, el vicepresidente, Julio César Cleto Cobos, quien emitió el año pasado 32.445 palabras. Menos que en 2008, cuando emitió 38.379 palabras, que incluyeron su histórico discurso que concluyó con el voto “no positivo”.

Los que menos hablaron
Si bien no está establecido en ningún lado cuánto significa con exactitud “hablar

Artículos destacados