«Hay que luchar contra la corrupción de funcionarios que apañan la trata»

Argentina es vista con gran preocupación para los fiscales paraguayos. Ocurre que nuestro país lidera el ranking de los destinos de trata de personas del vecino país. De 80 casos que investiga el Ministerio Público guaraní, 25 están relacionados con el traslado forzoso o por engaño, la privación de la libertad y explotación laboral o sexual en territorio argentino. Así lo confirmó Dora Nohl Recalde, fiscal penal de la Unidad Especializada de Trata del Paraguay (creada hace un mes ante el crecimieto del flagelo), quien pidió mayor colaboración y fluidez con los funcionarios judiciales locales a la hora de la trasnacionalización de la investigación del delito.
Asimismo, advirtió sobre la necesidad de trabajar de manera conjunta para dar batalla a la corrupción de funcionarios que “apañan y colaboran” en la explotación de personas falsificando documentos, facilitando el traslado y el ingreso ilegal al país.
“En la trata, Paraguay es considerado como país de origen y entre los de destino figuran, primero Argentina, luego España, Chile y Bolivia. Nuestro principal trabajo es la ubicación y rescate de las víctimas. En este momento, los inconvenientes que tenemos son la falta de rapidez y fluidez en los contactos con los países de destino y la falta de colaboración de las víctimas por temor”, planteó la fiscal en el marco de las Jornadas Nacionales de los Ministerios Públicos, que días atrás tuvo lugar en Carlos Paz y en donde diálogo con Comercio y Justicia.

– ¿Cuál es el rol de Argentina en el mapa de la trata de paraguayas?
– De todos los casos que tenemos en Paraguay, la mayoría son con Argentina. De 80 casos, 25 son con este país y, de ellos, sólo tres han sido aclarados.

– ¿Cómo detectan los casos?
– Muchas veces lo único que tenemos es un número de teléfono, cuando las chicas pueden llamar y pedir auxilio a los familiares. No sabemos de qué ciudad hablan, dónde están y suelen estar con otros nombres, lo que dificulta mucho. A partir de allí, intentamos ubicar ese número telefónico. Pedir desde Asunción un oficio a una compañía telefónica para dar con el dato siempre es más complicado. Por eso, necesitamos una colaboración más directa y ágil. Los oficios son más rápidos cuando en Argentina tenemos una autoridad que nos ayuda a tener la información necesaria.

-¿Qué les facilitaría?
– Una vez ubicada la víctima y la provincia donde se encuentran, podrían colaborar los fiscales de ese lugar. En Argentina está trabajando bien la Organización Internacional de Migraciones (OIM), por donde ahora canalizamos los pedidos.

– ¿Por qué Argentina es el principal receptor de paraguayas?
– Por la facilidad con que pasan la frontera. Pueden hacerlo en moto, en colectivo. Algunas vienen con sus documentos y otras en forma ilegal. En el caso de trata laboral, se vienen porque en Argentina se paga más, frente a los escasos recursos y poco trabajo en el Paraguay,

– ¿Cuánto les lleva rescatar a una víctima de trata trasnacional?
– Depende de la ubicación y coaboración. Tuvimos dos casos en Corea que fueron muy difíciles por el idioma, pero fueron rescatadas.

– ¿Qué necesitan para enfrentar

Artículos destacados