«Hay que encontrar una nueva tendencia de crecimiento, una vez superada la crisis»

Daniel Heymann es un prestigioso especialista en macroeconomía, integrante de la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE), profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y funcionario de la delegación argentina de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Actualmente, preside la Asociación Argentina de Economía Política (AAEP) y, en diálogo con Comercio y Justicia tras el seminario “Progresos en Macroeconomía” -que brindó en el Instituto de Economía y Finanzas (IEF) de la UNC-, hizo un repaso de la gestión kirchnerista y los desafíos del país de ahora en adelante.

-¿Cuáles son los desafíos?
-Encontrar una tendencia de crecimiento frente al cambio de situación, respecto de la fase de mucho crecimiento y expansión que tuvimos. Incluye lo fiscal, incentivos a la producción y, en particular, al campo; así como condiciones de previsibilidad que reviertan la fuga de capitales.

-¿Cuáles son los progresos macroeconómicos de la gestión K?
-Bueno, todos los países han sido golpeados por la crisis, pero Argentina no es uno de los más golpeados. En parte esto tiene que ver con los superávit que se consiguieron (comercial y fiscal) y con las reservas, que conformaron un colchón importante. Hay que tener en cuenta que, al margen del shock, Argentina tuvo sus propios conflictos, como el del campo y otros, que se reflejaron en la salida de capitales. Entonces, el país está en un momento de transición; tenemos que pensar en que la economía debe volver a caminar.

-En otras palabras, ha habido progresos…
-Respecto de otras crisis, sin lugar a dudas. Pero todavía hay preguntas abiertas. Ahora, el tema de los superávit y las reservas han sido un aprendizaje importante. Argentina, en la expansión, ahorró; si bien no fue mucho, ahorró una parte importante del aumento del ingreso. Y eso se reflejó cuando, en el momento de hacer inversiones, éstas se financiaron con el ahorro interno. En cuanto a lo que podemos esperar hacia delante, parece que no es para nada la expansión que tuvimos en el ciclo 2003/07. El mundo va a estar más complicado, aunque esté saliendo de la crisis, y Argentina va a tener que definir situaciones como las fiscales, el comportamiento de sectores de la economía, como el campo, el retorno a las inversiones y qué va pasar con el movimiento de capitales, entre otros.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

-Se dice que se va a regular la actividad financiera. ¿Cree que eso significa que aprendimos la lección?
-Depende del contenido del proyecto. Siempre hay dos bordes en el tema. Uno es un sistema extremadamente regulado y que no presta, no tiene capacidad para financiar buenos proyectos. El otro es un sistema no regulado, que está sujeto a crisis y que lleva a medidas de emergencia e intervenciones urgentes de parte del Gobierno. Encontrar el equilibrio es complicado, pero hay que pensarlo. En términos internacionales, supongo que habrá regulaciones sobre capitales, seguramente habrá algún intento de supervisar activos más complejos. Merece discusión, incluso para ver la mezcla entre la capacidad y la prudencia para operar.

-Hay quienes aseguran que la crisis plantea la muerte del neoliberalismo. ¿Cómo lo ve usted?
-Se van a repensar cosas, no me cabe duda. La idea de que los mercados financieros se autorregulan no tiene la misma fuerza que hace un tiempo. En Argentina ya se sabía que e

Artículos destacados