Gravamos a las actividades más rentables

El paquete tributario municipal y la creación del Fondo de Obras Públicas (FOP) para la constitución de un fideicomiso destinado a financiar trabajos públicos, tomaron estado parlamentario ayer en el Concejo Deliberante, que ahora deberá abocarse al tratamiento de ambos proyectos, claves para la estrategia de la administración de Daniel Giacomino.
En ese marco, la Comisión de Economía del cuerpo deliberativo será la llave de acceso de los proyectos para su posterior tratamiento en primera lectura en el recinto.
Por eso, la posición del titular de la comisión, el edil del Frente Cívico, Juan Manuel Rodríguez, resulta decisiva para conocer qué actitud tomará el bloque en ese primer filtro previo al tratamiento sobre tablas y, principalmente, con los antecedentes de falta de cohesión de los concejales oficiales, patentizada en el fallido apoyo al proyecto de Giacomino sobre el aumento del boleto a un peso con sesenta.

Proyectos en mano y cálculos en improvisados borradores, Rodríguez recibió a Comercio y Justicia en su despacho del primer piso del Concejo y fijó posición sobre las polémicas iniciativas.
“En realidad los rubros que se tomaron son los 88 primeros rubros que mayor actividad comercial tuvieron en los últimos tiempos, y también que mayor rentabilidad tuvieron”, arrancó el concejal oficialista en relación con uno de los puntos que incluye el paquete tributario: los cambios en la tasa que grava al Comercio y la Industria y que, según el proyecto oficial, apuntan a una recaudación extra por año de 40,8 millones de pesos.

“Es un proyecto que obviamente vamos a estudiar, aunque en principio y en función de lo que pude observar no hay cambios sustanciales en la mayoría de los rubros y en todos los casos hablamos de actividades que han tenido fuerte impulso desde la crisis”, reveló.
Y en parte tiene razón. De acuerdo al texto del proyecto que pudo chequear este medio, los cambios incluyen una suba promedio del 17 por ciento e incluye a rubros tales como la venta de motos nuevas y usadas, fabricación y armado de vehículos, ventas por menor de máquinas y equipos electrónicos, venta de piezas y accesorios de vehículos y de equipos de radio y televisión, entre otros.
Pero también contemplan otros rubros como almacen, librería y papelería y venta de bebidas alcohólicas.

“En la mayoría de los casos hablamos de alícuotas que van a incrementarse entre el 10 y el 12 por ciento. El impacto económico no será entonces tan importante para esos rubros”, opinó Rodríguez.
No obstante, el principal aumento será para el sistema financiero que pasará del 8 por mil al 15 por mil. Según el proyecto, la recaudación anual por ese incremento llegará a 1,8 millones de pesos.
Con todo, Rodríguez negó que los cambios proyectados que incluyen alzas en baldíos, revalúo de tierras y eliminación del descuento del 30% en automotores, impliquen un “impuestazo”

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“No lo veo como un impuestazo. Lo que más impacto puede tener es la quita del beneficio del 30% para automotores. En lo demás no le veo un impacto tan grande. En los lotes baldíos lo veo muy selectivo, no se van a tocar categorías que incluyan clase media y baja, en los edificados menos. Vamos a hacer una simulación pero no llegan a 12 pesos anuales. Está claro que no es un impuestazo”, consideró.

-¿Podría

Artículos destacados