Gobernar eficazmente una empresa

El trabajo de un directivo -ya sea dentro de una empresa pública o privada- consiste en tomar decisiones: en algunas prima el conocimiento técnico; en otras, manda la subjetividad. Y todas estas decisiones tienen efectos (positivos o negativos) sobre el patrimonio de los accionistas. En este sentido, el concepto de “gobernanza corporativa” (corporate governance, en inglés) consiste en una serie de métodos e instrumentos destinados a evitar que el accionista de una empresa sea perjudicado por las asimetrías de la información.
Daniel O»Donell, miembro del Consejo Directivo de la Asociación de Dirigentes de Empresa y del Instituto de Gobernanza Empresarial y Pública explicó a Comercio y Justicia algunas de las características principales de este concepto.

– ¿Qué se entiende por gobernanza?
– La gobernanza estudia todos los mecanismos, procesos y reglas a través de los cuales se ejerce la autoridad económica, política y administrativa de una organización, tanto empresarial como estatal o del tercer sector (ONG). En este sentido, busca comprender cómo queda determinada la conducta de las instituciones por todo el variado conjunto de agentes y reglas que influyen sobre ella. Así, este moderno enfoque multidisciplinario analiza, entre otras cosas, cuál es el diseño interno de una estructura organizacional, cómo opera el sistema de incentivos que regula las relaciones entre sus miembros, cómo impactan las normas legales que rigen sus acciones, cuáles son las restricciones morales y sociales que pesan sobre la conducta de sus funcionarios, directivos o gerentes y cómo influyen los actores externos a la institución que tienen intereses potencialmente afectados por ella.

– ¿Cuál es su utilidad?
– La utilidad de este enfoque reside en que se busca abarcar todo el complejo proceso de determinación de la conducta institucional y no sólo el proceso formal de toma de decisiones. Esto le da un alto valor práctico a sus conclusiones, pero exige a cambio un enfoque necesariamente multidisciplinario y la capacidad de valorar equilibrada y razonablemente los aportes que las distintas disciplinas involucradas realizan.

– ¿Qué es lo que se consigue a través del estudio de esta herramienta corporativa?
– El estudio de la gobernanza es una respuesta teórica a los problemas de gobernabilidad de un lugar. Su estudio sirve como un medio por el cual se consigue un orden en una relación en la cual el conflicto potencial amenaza las oportunidades de concretar ganancias mutuas. A través de la claridad diagnóstica que produce la gobernanza se logra un mayor grado de gobernabilidad institucional, ya sea a nivel estatal como empresarial.

– ¿Por qué se habla de gobernanza “empresarial y pública”?
– En el ámbito de lo privado, la organización por antonomasia es la empresa, aunque existen estudios de gobernanza familiar, por ejemplo, que están siendo desarrollados con relación al mundo de los negocios, en aquello que se refiere a la gobernabilidad de empresas familiares. En el ámbito del interés público, el Estado y las ONG tienen sus formas peculiares de gobernanza. Pero es particularmente importante remarcar que la gobernabilidad de los tres tipos característicos de instituciones (empresas, Estado y ONG) involucra necesariamente cuestiones relativas a los dos tipos restantes. Por ello, el estudio general de la gobernanza no puede ignorar ningún tipo básico de vida institucional.

<form action="maile

Artículos destacados