Giacomino cargó duro contra la policía por ambulantes e insiste con “salida integral”

La intención del municipio apunta a involucrar de manera activa a todos los sectores con competencia, entre ellos las policías de la Provincia y Federal -por Migraciones y Aduana-. La Provincia salió al cruce. Se labran unas 250 actas por mes.

El intendente Daniel Giacomino insistirá en involucrar de manera activa a los diferentes estamentos con competencia contra la comercialización ilegal de mercadería en la vía pública para combatir la venta ambulante, luego de que ayer cargó duramente contra la Policía por la “inacción” para frenar ese tipo de “delito”.

La crítica del jefe comunal fue replicada por el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, quien aseguró que existe responsabilidad municipal y que el intendente está “mal informado”.

La decisión de avanzar con un plan integral de abordaje por parte del municipio fue confirmada a Comercio y Justicia por el subsecretario de Gobierno, Javier Pueyrredón, quien recordó que el tema ya había sido abordado en diferentes reuniones auspiciadas por el municipio, en las que incluso hasta participó el fiscal General, Darío Vezzaro.

En la comuna admiten que la situación requiere una solución de manera inmediata atento a la proximidad de las fiestas de fin de año cuando, intuyen, se multiplicará la venta ambulante en el micro y el macrocentro.

La situación, que en rigor ya venía complicada tras las reiteradas quejas de la Cámara de Comercio y, días atrás, de un grupo de comerciantes autoconvocados, volvió a eclosionar en las últimas horas a partir de denuncias respecto a una supuesta “mafia de los senegaleses” que operaría en la ciudad.

La posición fue hecha pública por el jefe del bloque de los concejales del radicalismo, Marcelo Cossar, tras una reunión con un grupo de comerciantes.

En ese marco, ayer el intendente Giacomino fue contundente respecto a la supuesta falta de actuación del personal policial. Enfático, el jefe comunal recordó que la policía debe actuar frente al “delito”.

“Ante el delito, no actúa un inspector. Actúa un policía”, dijo Giacomino, y se preguntó: “¿Por qué en el Paseo del Buen Pastor no hay vendedores ambulantes? Porque la Policía los saca porque es delito (…) Así como actúan en el Buen Pastor, tienen que actuar en toda la ciudad”, señaló, al tiempo que recordó que “nosotros tenemos que andar contratando policías y los policías no actúan”.

En ese contexto, Giacomino anticipó que hablaría con el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, para abordar el tema de la venta ambulante y reclamó que los fiscales “se pongan los pantalones” ante la situación.

Pero el jefe comunal fue prontamente replicado por el ministro de Gobierno, Carlos Caserio. “Ser vendedor ambulante no es un delito. Evidentemente hay una contraposición o él (por Giacomino) no conoce a fondo la norma. Es un delito cuando uno hace una denuncia. Tampoco nosotros vamos e incautamos las cosas, tiene que haber una decisiónjudicial que diga que participemos, porque nosotros somos auxiliares de la Justicia pero los que investigan y resuelven son los fiscales”, señaló Caserio.

No obstante, aclaró que la Provincia seguirá colaborando con la asignación de personal policial en los operativos de control cuando el municipio lo solicite.

Pero la postura del Ejecutivo municipal es muy diferente. En ese marco, el subsecretario Javier Pueyrredón recordó a este medio que, si bien la venta ambulante es competencia municipal y una infracción al Código de Faltas, los productos que se expenden violan numerosas leyes por las cuales las policías Provincial y Federal, la Aduana y hasta Migraciones podría intervenir.

“Según el caso hay violación de las leyes de Propiedad Intelectual, de Marcas, Penal Tributaria y de Contrabando”, enumeró, y aseguró que la Policía provincial debería actuar aún sin orden del fiscal interviniente, como ya ordenó en su momento el fiscal José Mana en un caso en la Galería Norte.

Por lo demás, Pueyrredón recordó que en los últimos meses hubo numerosas reuniones con los diferentes actores que deberían involucrarse en el tema, entre ellos la Policía Federal, AFIP y Aduana, y que en esos encuentros participó incluso el fiscal General, Darío Vezzaro, y “dos comisarios” de la Policía provincial.

Como fuere, ayer el tema de la venta ambulante volvió a instalarse de lleno en la agenda con fuertes cruces entre las partes.

En ese marco, una fuente del Ejecutivo municipal aseguró que “volverán a la carga” para involucrar a todas las partes y dejar en claro las responsabilidades para paliar la situación.
Las quejas del munipio también pasan por la falta de acompañamiento en muchos procedimientos, salvo vía adicionales.

Según pudo conocer este medio, actualmente se labran entre 200 y 250 actas por mes por infracciones al Código de Faltas por la venta ambulante.

En cuanto al comercio, el gerente de la Cámara del sector, Luis Oliva, insistió en el descontrol que existe en la zona céntrica en determinados horarios y advirtió sobre una profundización del conflicto a medida que se acerquen las fiestas.

Oliva recordó que la venta ambulante deriva en una competencia desleal que impacta fuertemente en las ventas de buena parte de los comercios céntricos.

Artículos destacados