Ganó Mestre y la UCR vuelve a gobernar Córdoba

Se impuso con 35,6% de los votos. Riutort fue segunda, con 27,6%, y Campana quedó tercero, con 21,3%. El juecista Dómina apenas sumó 7,7%. Mestre es el intendente menos votado desde el regreso de la democracia. Schiaretti fue a la Casa Radical a felicitar al ganador.

El intendente electo Ramón Mestre convocó ayer a trabajar en conjunto entre los diferentes estamentos de gobierno al tiempo que lanzó una amplia convocatoria a todos los sectores para “recuperar” la ciudad que, según indicó, se encuentra en una “situación complicada”.

Mestre habló anoche desde el emblemático balcón de la Casa Radical pasadas las 21.30, luego de imponerse en las elecciones para designar al futuro intendente de la ciudad de Córdoba.

De esta forma, la UCR logró recuperar un cargo que le era esquivo desde 1999 y que había sido monopolio de ese partido desde el regreso a la democracia.

Paralelamente, Mestre será el intendente que menos votos obtuvo desde 1983 a la fecha, tras alcanzar el 35,6 por ciento de los votos escrutadas el 98,6 por ciento de las mesas.

De acuerdo con los resultados informados anoche por la Junta Electoral, en segundo lugar se ubicó la candidata de Fuerza de la Gente, Olga Riutort, con 27,6 por ciento de los votos.

Tercero se situó el postulante de Unión por Córdoba, Héctor Campana, con 21,3 por ciento. En tanto, Esteban Dómina, el candidato del Frente Cívico y Social, alcanzó 7,7 por ciento de los sufragios y se ubicó cuarto en las preferencias.

Del resto de las fuerzas políticas, sólo el ARI de Laura Sesma logró superar 2 por ciento de los votos aunque no le alcanzó para obtener una banca en el Concejo Deliberante.
Más allá de resultar el intendente menos votado desde el regreso a la democracia y de la dispersión del voto entre las cuatro principales fuerzas, Mestre tendrá mayoría propia en el cuerpo deliberativo toda vez que, según prescribe la Carta Orgánica municipal, la fuerza ganadora tendrá 16 concejales sobre los 31 que componen ese cuerpo.

El resto se repartirá mediante el sistema proporcional entre los demás partidos: 7 para Fuerza de la Gente, 6 para UPC y 2 para el Frente Cívico.

En tanto, el porcentaje de votantes que participó del comicio fue de 73,4 por ciento sobre el total de electores.

Por lo demás, el acto electoral se desarrolló con normalidad. Incluso la difusión de los cómputos fue mucho más ágil que la de la elección provincial, cuando debutó la boleta única de sufragio (BUS) que ayer se repitió en el comicio municipal.

Los datos no son menores toda vez que era la primera vez desde el retorno a la democracia que la Municipalidad de Córdoba organizaba por su cuenta una elección.

Mestre, por la unidad

Exhultante y desde el balcón principal de la Casa Radical, Mestre lanzó una amplia convocatoria a diferentes sectores, “sin distinciones políticas”, para “recuperar” la ciudad.

“Necesitamos que todos nos acompañen”, dijo, tras enumerar brevemente las consignas de su futura gestión, y advirtió que la ciudad se encuentra en una situación complicada.

“Vamos a llevar adelante la recuperación de Córdoba y lo vamos a hacer trabajando en conjunto con el gobernador electo”, señaló.

En la misma línea, dijo que habrá una relación institucional con el Gobierno nacional que resulte electo el 23 de octubre.

Con todo, reinvindicó a la UCR como fuerza política y recordó el tiempo  pasado sin victorias. En ese marco, reinvindicó a su padre, el ex intendente y ex gobernador Ramón B. Mestre.

También reservó un párrafo para el radicalismo nacional. Pidió que mantenga sus convicciones y pidió “más espacio” para los jóvenes.

Finalmente, insistió en convocar a todos los sectores y llamó a “iniciar la marcha hacia el progreso”.

Previamente, Mestre había recibido las felicitaciones en persona del gobernador Schiaretti y de Héctor Campana. “Vengo a felicitar al intendente electo y a proponerle que trabajemos en conjunto”, dijo Schiaretti, tras entrelazarse en un fuerte abrazo con Mestre, quien ponderó el gesto.

El flamante jefe comunal electo estuvo también acompañado por los referentes del radicalismo nacional Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz.

Asumirán sus bancas

A diferencia de Mestre, el resto de los candidatos no demoró en reconocer su derrota aunque hubo diferentes lecturas respecto al resultado.

En ese marco, Olga Riutort aseguró que acompañará desde el Concejo Deliberante la gestión de Mestre. “Me hubiera gustado ganar, ser la intendenta de la ciudad, pero ganó Mestre y mi deber es felicitarlo”, dijo. Entre lágrimas, la postulante de Fuerza de la Gente aseguró que desarrollará una “oposición constructiva”.

Finalmente y respecto a la división del voto peronista con Campana, Riutort fue tajante: “yo soy el peronismo”, al tiempo que dijo que le hubiera gustavo tener el apoyo pleno del partido.

Por su parte, Héctor Campana felicitó al ganador y dijo que asumirá su banca en el Concejo al igual que su compañera de fórmula, Alejandra Vigo de Schiaretti, sobre quien existían dudas respecto a su decisión.

El actual vicegobernador anticipó que ejercerán el rol de control sobre la futura administración municipal.

Campana agradeció al gobernador Schiaretti por su apoyo y recién al final de su discurso tuvo un párrafo para el electo José Manuel de la Sota. “Participamos para ganar pero la decisión no estaba en nuestras manos y eso no se puede cuestionar”, dijo Campana.

Por su parte, en el bunker del Frente Cívico, Esteban Dómina dijo que son los candidatos los únicos responsables del resultado y habló del “impacto anínico” de la derrota del 7 de agosto.

También habló Luis Juez.“Con este resultado lo único que está claro es que los votos no se trasladan. Olga no recibió los votos de Cristina, Dómina no recibió los votos míos y Ricardo Alfonsín no recibirá los votos de Mestre hijo”, señaló el senador nacional y referente del Frente Cívico.

Por los barrios

De acuerdo con los datos del escrutinio provisorio, la elección de ayer tuvo muy diferentes resultados según el distrito o barrio considerado. Así, en sectores como Cerro de las Rosas o Valle Escondido, Mestre logró casi 50% de los votos. Por el contrario, en barrios humildes como Villa El Libertador o Yapeyú, se impuso la candidata de Fuerza de la Gente, Olga Riutort. En tanto, Héctor Campana de Unión por Córdoba también logró buenos resultados, como en los barrios ciudades. En esos sectores, Mestre resultó tercero.

De la Sota, Daniele y la relación con el Gobierno nacional

Después de la arenga desde el balcón de la Casa Radical y los festejos, Mestre habló con la prensa sobre temas puntuales que hacen a su futura gestión.

En ese marco, admitió que recibió un llamado del gobernador electo José Manuel de la Sota. “Le dije que cuente con nosotros, que necesitamos trabajar en conjunto. La ciudad es mucho mas importante”, dijo, en alusión a las diferencias partidarias con De la Sota.

También reservó un párrafo para Rubén Daniele, titular del Suoem. “Con el gremio vamos a tener un nuevo trato. Hay que predicar con el ejemplo. Trabajar sobre políticas públicas. Queremos darles todas las posibildades (a los empleados), capacitación y plan de carrera”, anticipó.

Finalmente, también habló de su relación con el Gobierno nacional. “Tengo muy buena relación con el kirchernismo”, tras recordar su posición actual como senador nacional. “Aquí lo importante es la relación institucional. Vamos a trabajar para llevarnos bien”, dijo, y abogó por una “relación madura e inteligente” entre ambas administraciones.

Artículos destacados