«Fue oportunista coparticipar las retenciones a la soja»

“Fue una medida oportunista”, razonó Osvaldo Barsky, investigador del Conicet y magister en Sociología Rural, al ser consultado por Comercio y Justicia con respecto a la decisión de la presidenta Cristina Fernández, de coparticipar lo que se recauda a través de las retenciones a la soja.
“Creo que fue absurdo. Conociendo esa posibilidad de antemano, creo que se debería haber puesto a consideración y haber debatido con las entidades, para generar un espacio para recuperar el diálogo y superar el conflicto, que es lo que todo el mundo quiere. Yo creo que con esta medida no se dejó contento a nadie, ni siquiera a las provincias, que son las que de alguna manera se van a ver beneficiadas con parte de los fondos. Por lo tanto, creo que fue una medida inútil desde el punto de vista político”, explicó.

-¿Usted está de acuerdo con una política que contemple retenciones móviles?
-Soy partidario de un sistema de retenciones móviles, pero eso no quiere decir que esté de acuerdo con el sistema generado por el ex ministro de Economía Martín Lousteau. Soy partidario de instrumentar un sistema móvil con menores tasas y en el que se consideren otras variables, no sólo el de la evolución de los precios internacionales de los granos, sino también de cómo se mueven el tipo de cambio y los costos internos.

-¿Cree que sirve el impulso que las entidades buscan darle al debate en el Congreso?
-Los debates son útiles, pero creo que lo que se debería conseguir es el fortalecimiento de la Secretaría de Agricultura, que es el organismo encargado de darles soluciones a los diarios problemas que tiene el sector agropecuario. Creo que la pérdida de peso de este organismo fue consecuencia de ambas partes, porque por una lado, el Gobierno “ninguneó” este departamento ejecutivo desde la Secretaría de Comercio Interior -a cargo de Guillermo Moreno- y desde la AFIP -a cargo de Ricardo Echegaray- donde opera en la práctica la Oficina de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca). Y, por el otro lado, fue “ninguneada” por las mismas entidades agropecuarias que en un principio apoyaron a Carlos Cheppi porque era una persona con amplio conocimiento técnico y venía del INTA. Y después se lo “ninguneó” diciendo que no tenía peso político y poder de decisión. Creo que es fundamental que la Oncca vuelva a la Secretaría de Agricultura.

-¿Qué opinión le merece la presencia de dirigentes del campo en las listas para las elecciones legislativas del próximo 28 de junio?
-Tienen todo el derecho del mundo como cualquier ciudadano. El tema es que los dirigentes agropecuarios creen que participando en política encontrarán la solución y yo creo que la cosa no pasa por derrotar al Gobierno nacional. Desde el Congreso sólo se hacen leyes, no se maneja la economía agropecuaria, por eso es que creo que en realidad lo que se debe buscar es el fortalecimiento de la Secretaría de Agricultura, porque la participación en política de dirigentes agropecuarios va a tener un efecto real relativo.

Artículos destacados