Esperan más oficinas de violencia familiar para el interior

El villamariense Diego Sobrino asumió el viernes pasado la conducción de la Federación de Colegios de Abogados de la Provincia, en lugar del saliente bellvillense, Alejandro Gigena.
Con el afán de colaborar para mejorar la imagen de la Justicia, Sobrino trazó un panorama de la situación que vive el interior y consideró que “existen tres Justicias: la de capital, la del interior y la del interior del interior” y apuntó a la necesidad de bajar la morosidad en la administración de justicia y abrir más oficinas de violencia familiar en otros puntos de la geografía provincial más allá de Villa María, San Francisco y Río Cuarto. “Si bien es un comienzo, se necesitan más bocas de atención para los casos de violencia familiar”, insistió.
Asimismo, reiteró la necesidad de contar con secretarías de ejecución fiscal en el interior. Cabe señalar que, a pesar del anuncio del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Armando Andruet, sobre la apertura de una de estas secretarías en Río Tercero para comienzos de 2008, la puesta en funcionamiento aún no se ha concretado.
“Si comparamos el funcionamiento de la Justicia de Córdoba con la de otros países de Latinoamérica o incluso otras provincias del país, tenemos una buena Justicia, pero faltan muchas cosas por hacer y las reformas no pueden implementarse desde la mirada de un despacho en la capital”, precisó.
El nuevo titular de la Federación comienza una gestión que pretende “presentar soluciones para lograr mayor celeridad en el interior, porque Justicia lenta no es Justicia”.
En ese sentido, recalcó la demanda de mayor inversión en informatización, en gestión, en calificación de los recursos humanos e incluso una redistribución del personal dentro de una misma sede judicial. “Hay lugares donde se podrían optimizar los recursos trasladando personal de las cámaras hacia los juzgados de primera instancia que es donde más se necesitan”, estimó.
Para la elaboración de un núcleo de propuestas, que serán elevadas al Tribunal Superior de Justicia y al Ministerio de Justicia, la Federación encarará un relevamiento y diagnóstico desde cada colegio que integra la institución de segundo grado.
La idea de Sobrino es abordar, con datos en mano, una tarea conjunta con distintos estamentos judiciales. De hecho, ya mantuvo conversaciones con referentes del Centro de Perfeccionamiento “Ricardo Núñez” del Poder Judicial para armar una serie de capacitaciones para los letrados del interior respecto de las reformas introducidas al Código Arancelario de Abogados, aprobada a fin de año por la Unicameral.

ACTO
El acto protocolar de asunción de las nuevas autoridades de la Federación de Colegios de Abogados será el próximo 28 de marzo, a las 19, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba.

Artículos destacados