Escaso apoyo social, ira y hostilidad impactan en enfermedades cardíacas

Distintos estudios epidemiológicos realizados en el mundo confirman la influencia que tienen el escaso apoyo social, la hostilidad y la ira sobre las cardiopatías. Sin embargo, desde el sitio especializado Intramed, dirigido a la comunidad médica iberoamericana, advierten que los profesionales subestiman estos factores y se quedan en la indagación sobre los riesgos tradicionales cuando reciben un paciente.

“La evidencia (científica) sugiere que los factores de riesgo psicosociales contribuyen independientemente del riesgo cardiovascular. Estos factores de estrés llevan a conductas de riesgo para la salud y podrían causar cambios neurovegetativos, endócrinos e inflamatorios que favorecen las enfermedades cardiovasculares”, concluye el informe que compiló resultados de investigaciones como el Harvard Mastery of Stress Study o el Healthy Women Study (HWS), ambos de Estados Unidos.

Uno de los estudios relevados analizó, en 137 personas, la progresión de la aterosclerosis coronaria a lo largo de dos años de seguimiento. A aquellos sujetos que en un principio habían expresado que contaban con poco apoyo social y gran expresión de ira se les detectó mayor probabilidad de progresión de la enfermedad coronaria con relación al resto.

Protección de la pareja
En tanto, HWS estudió en 393 mujeres la calidad de la relación de pareja y su impacto en enfermedades coronarias. “Once años después la ecografía carotídea determinó la presencia de placas, que fue mayor en las que habían indicado poca satisfacción marital. La conclusión fue que la buena relación de pareja podría proteger contra las enfermedades cardiovasculares”, precisó el informe.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Intramed también referenció que de 849 pacientes que habían sufrido infarto de miocardio, 49% comunicó como un posible disparador “un disgusto” (mencionado con mayor frecuencia), seguido por “actividad física”, “falta de sueño” o “consumo excesivo de alimentos”.

Finalmente, se recalca que existen numerosos instrumentos para que el médico clínico desarrolle la capacidad de atención, reflexión y comprensión con los pacientes para detectar la incidencia de factores de estrés psicosocial y así poder ayudar a los pacientes con enfermedades coronarias.

Fútbol infartante
Cuando en el Mundial de Fútbol 1998 Inglaterra perdió por penales frente a Argentina, las hospitalizaciones por infarto subieron 25% respecto del mismo día de años anteriores. En tanto que el mes siguiente al ataque a las Torres Gemelas, aumentaron 2,3 veces las taquiarritmias ventriculares.

Artículos destacados