El sistema de distribución es muy vulnerable

La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) parece empeñada, desde los últimos días, en revertir la imagen de desinversión que el propio gobernador Juan Schiaretti se encargó de instalar días atrás luego de producirse un literal colapso del sistema de distribución en numerosos sectores de la ciudad, producto de la demanda y el intenso calor.
Pero no parece tan sencillo. Es que al margen de las inversiones anunciadas y de las obras en marcha, la empresa admite serios problemas que no será fácil solucionar.
“No se puede garantizar que no haya más cortes, porque nuestro sistema de distribución es muy vulnerable”, admitió a Comercio y Justicia el presidente de al EPEC, Daniel Bonetto.
Y la afirmación parece tener sustento: “Tenemos cableado subterráneo en el 17 por ciento de la ciudad y en el resto por líneas aéreas, vulnerables al calor, a la atmosfera, a las descargas eléctricas, a la mano del hombre que muchas veces cuelga sus ganchos, aparte es un sistema de 24 horas los 365 días del año. Nuestro servicio no tiene descanso, no tiene vacaciones no tiene sábados ni domingos”, graficó.

Con todo, Bonetto es optimista a la hora de mejorar la prestación del servicio, según quedó reflejado tras dialogar con este medio horas después de encabezar la apertura de sobres para la construcción de la Estación Transformadora Arroyo Cabral que permitirá a la EPEC vincularse al sistema nacional a través de un tercer nodo.
“El Gobernador (Schiaretti) dijo que no había habido inversiones. A partir de enero acordamos un plan de inversiones a través de una recuperación tarifaria que hemos puesto en marcha, y estamos mostrando que cumplimos su decisión de principios de año. Necesitamos hasta el verano que viene para poder hacer todas las inversiones. Para entonces tenemos que tener todas las inversiones hechas para garantizar que los cortes se minimicen. No podemos garantizar que no haya más un corte, porque nuestro sistema de distribución de energía es muy vulnerable”, señaló Bonetto, en alusión a la puesta en marcha de la estación Tablada y al tendido antifraude en la ciudad.
Es que, según explica, el problema de la provincia no es la falta de energía sino la distribución.

“Antes de pensar en distribuir y transmitir, tenemos que tener energía. Para eso estamos haciendo un tercer vínculo con el sistema (Arroyo Cabral) y ahora trabajamos en la nueva central Pilar de ciclo combinado para incorporar más megavatios al sistema. Hay energía suficiente. Entre la generación propia y las conexiones al sistema interconectado tenemos un pulmón de 1.400 megavatios, mientras que la demanda máxima fue días atrás de 1.250 megavatios”, señaló el funcionario.

-¿Va a ser un verano complicado?
-Estimo que no. Se complica cuando hay tres o cuatro días de mucho calor y con temperaturas que se mantiene alto, incluso hasta entrada la noche. Si no ocurre esto, que además del consumo a que sometemos a nuestras instalaciones, tambien le sumamos la alta temperatura, vamos a andar bien, pero esto no es para esconder la situación de nuestras instalaciones, han tenido una falta de inversión que es lo que queremos darle ahora.

-En el presupuesto de la EPEC para 2009 figura la central Sudoeste. ¿Hay plazos?
-Esa licitación la hizo en su momento Enarsa y quedó desestimada por la oferta mucho más alta que e

Artículos destacados