El mundo laboral exige hoy “competencias blandas”

Para Jürgen Weller (Cepal), las empresas que requieren perfiles superespecializados o generales coinciden en pedir habilidades no técnicas, como adaptabilidad y trabajo en equipo, algo que no entrena la educación formal.

La secundaria y la universidad, usualmente, no entrenan a los jóvenes  en las denominadas “competencias blandas”, es decir en aquellas habilidades no-técnicas esenciales para aprender y desempeñarse exitosamente en el trabajo más allá del conocimiento técnico. Buena comunicación, iniciativa y trabajo en equipo, son hoy algunas de las condiciones que exigen las empresas a los aspirantes a un puesto.

Esta tendencia fue destacada por Jürgen Weller, oficial de Asuntos Económicos de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) quien ayer disertó, junto a Dardo Pulfer, director de la Oficina Regional de la Organización de Estados Iberoamericanos y Félix Sabaté de la Delegación de la Unión Europea en Argentina, sobre “La necesidad y urgencia de fortalecer y desarrollar competencias para los nuevos escenarios de trabajo”. La presentación fue en el marco del VII Congreso Internacional “Cultura del Trabajo” organizado por la Fundación Inclusión Social.

Tras su disertación, Comercio y Justicia consultó a Weller sobre qué competencias deberían tener los jóvenes para ingresar al mundo laboral. Al respecto, el especialista consideró que si bien depende del lugar donde vayan a insertarse, en las empresas modernas se ve una doble tendencia.

“Actualmente, el cambio tecnológico avanza tan rápido que crece la tendencia de pedir competencias generales y, por otro lado, hay empresas que necesitan cada vez más especialización, algo que es difícil conseguir. Las dos cosas, aunque son opuestas (competencias generales y específicas) llevan a un conjunto de competencias comunes requeridas que son las denominadas ‘blandas’: capacidad de aprender y de trabajar en equipo, comunicación y solución de problemas”, enumeró.

Weller también dio su opinión acerca de una encuesta dada a conocer durante la apertura del congreso que da cuenta del optimismo de los jóvenes. El sondeo reveló que 54,6% de los estudiantes universitarios de Córdoba cree que le irá mejor que a sus padres.

“Me parece muy positivo el optimismo recabado en la encuesta. A diferencia, en otros países como los europeos, no aparece este optimismo, los jóvenes creen que van a estar peor que sus padres y ven dificultad para conseguir un buen empleo -estable, bien pagado, con carrera profesional ascendente- . Han estudiado mucho, están en el sistema educativo, con más conocimientos y competencias para manejarse en este mundo, pero consideran que no hay espacio para aplicarlo. Que en Argentina haya optimismo es una muy buena señal, porque si hay problemas, una actitud optimista ayuda a solucionarlos más que una actitud derrotista”, señaló el especialista en inserción laboral juvenil.

Retos estructurales
Por otra parte, el master en Ciencias políticas y doctor en economía, se refirió a la situación del país respecto del desempleo, su ubicación en el contexto regional y los desafíos pendientes.

“El desempleo abierto está descendiendo gradualmente. Si se mantienen tasas de crecimiento bastante elevadas, con eso también está aumentando la tasa de empleo formal. Quedan los retos más estructurales, como son  la exclusión de las mujeres jóvenes y los derechos del trabajador, algo que no se soluciona con el crecimiento económico sino que requiere, entre otras cosas, organización sindical”, describió.

Finalmente, sostuvo que durante la década pasada, después de la crisis, la creación de empleo fue dinámica, con recuperación de lo perdido en los ’90 y en la crisis. Sin embargo, “en 2010 creció el empleo formal pero no fuerte, no tanto como uno podría esperar en un contexto de crecimiento económico elevado. Ahí, otros países crearon más empleo formal que Argentina, tal fue la situación de Brasil, Chile y Uruguay. En muchos casos se dio una combinación de creación de nuevos empleos y el blanqueo de preexistentes”.

Hoy

De 9 a 18, segunda jornada del Congreso Internacional “Cultura del trabajo”, en el Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria (UNC). Programa completo

Artículos destacados